Vidas plásticas

No les extrañen que de vez en cuando, canturreé alguna estrofa de algún clásico de Rubén Blades, 4:40, Celia Cruz o Oscar de León, digamos que la vida me ha dado la posibilidad de reírme con ella y de asociarla a canciones por momentos.

Tengo unos días en que la canción «Chica Plástica» retumba en mi cabeza con cierto desencanto, la letra hace referencia a un mundo falso y al valor que la sociedad le da a aparentar lo que no es, perseguir por moda, tendencias en las que no se cree, lo triste esta que la canción fue escrita en los años 70’s (1978) y yo era un taponcito de alberca, de tan solo 5 añitos y ahora, coñazo de años después, sigue tan actual como el día que salió a escena.

Por un lado se habla de regresar a los orígenes, a lo natural, a lo tradicional, a lo simple, a lo autentico… Por el otro y bajo el mismo concepto, te venden cremas para prolongar tu juventud con aceite de sandia…¿Las sandias dan aceite?.

Si tienes manchas en la piel, estas viejo y debes esconderlo con maquillaje o utilizar cremitas para quitártelas; capas y capas de maquillaje o serums con extractos de plantas innombrables. Por un lado te hablan de tintes para esconder las canas, con ingredientes naturales y colorantes violetas para que no se vea artificial, pero la tendencia es decolorar el cabello hasta dejarlo blanco y luego darle colores fantásticos…

Los ejemplos de juventud exitosa son chicas y chicos que no superan los 20 años, con fortunas en cirugía estética, interminables horas de gimnasio y maquillaje, una sexualidad llevada a limites olímpicos, que practiquen deportes extremos. Todo lo exitoso sigue en las ciudades, los pueblos son para los mayores de 40, que ya se nos notan los años y alguien debe rellenar el rural.

Ni hablemos de los programas de TV, si ya sabemos que los comerciales nos venden sueños imposibles y productos milagrosos, los programas son en gran medida, un insulto a la razón, me quedo con los programas que a veces hacen de ciencia, tecnología e historia o con los noticieros (no los programas de opinión) Veo las noticias porque uno debe mantenerse al día y no cuento con el tiempo de leer mucho la prensa nacional e internacional.

El mal sabor de boca me lo deja el sube y baja a cuatro bandas que tienen los políticos, por desgracia, en algo si se han puesto de acuerdo: en estancarse y darle la espalda a todo, enfrascándose en motivos y discursos estériles; vamos, que son más aburridos que un partido de tenis entre robots, la pelota va de un lado al otro con el mismo discurso de lado y lado… Créanme que puede ser peor, pero yo paso del todo.

Supongo que después de tanta reflexión, me daré un baño, me teñiré el pelo para no verme tan vieja, me pondré mi cremita con extracto de innombrables y «naturales», me beberé un café brasileño, con leche deslactosada y sin aditivos, prenderé el TV y veré el programa de «ancestros alienígenas» que es algo así como el noticiero pero, con la certeza de la mentira por entretenimiento… Vivir mi domingo plástico, para dormir toda la noche por mi pastillita de extractos naturales y despertar como cada mañana, en la moda «planet power».

Me siento plástica y es una sensación horrible…

La tierra me duele

La nostalgia a veces es muy fuerte, hay días en que la añoranza y los recuerdos te invaden y te dan un espinazo en el corazón, el problema es que lo que estoy viendo y escuchando de lo que queda de mi país ya no lo reconozco y esa punzada es más dura y dolorosa. Tengo amigos que aún están allí y lo que me cuentan es difícil, lo único a su favor es que mis razones para migrar han sido las correctas. Son pocos los coterráneos con los que trato y todos mantenemos esta misma sensación, somos callados y discretos, medimos lo que decimos y como lo decimos, porque se perdió la confianza y el sentido de afinidad, casi todos estamos de acuerdo en que los que llegan, vienen con el síndrome del odio y completamente desorientados; Donde vivo no es una plaza fácil, la naturaleza de los habitantes es reservada y desconfiada, no por ello reniego, porque una vez te dan la oportunidad de conocerles son muy nobles y hospitalarios, pero si es cierto que hay mucho de nuestra forma de ser que no les gusta. También me he visto en la situación de encontrarme con coterráneos que vienen con unas ideas y una educación que dista mucho de lo que una vez fuimos, y no hablo de gente recién llegada, aquí hay mucho «Tío Conejo» suelto y con años viviendo en la zona, razón del porque no busco asociarme a las comunidades, suena antipático, pero ya me han escaldado varias veces… La Venezuela que añoro ya no existe, regresar para mí ya no es opción, solo me queda los recuerdos y saber que aún hay amigos nobles y honestos de aquel lado del charco, los que tengo aquí y son de allá son pocos, pero valen lo que pesan en oro. Solo me queda dejar en alto y con dignidad el haber nacido en la «Tierra de Gracia» y que la gente vea lo mejor que podemos ser.

Las caras del amor

De este poderoso señor se ha hablado mucho, y aun así nos quedamos cortos describendole, ensalzando su poder y quien sabe que más.

Este sentimiento tan vital para todos, es tan complejo y poderoso, tan enorme y tan magnífico que nunca habrá suficiente para describirles, sin embargo en sus infinitas caras, hemos decidido limitar nuestro reconocimiento a solo unas pocas. Quizás el único que si esta bien enfocado es el «amor de madre», ese que al nacer, trastoca todo tu mundo y no te importa nada sino su bienestar.

Yo hace tiempo que veo a este sentimiento desde una perspectiva diferente, espero que correcta y más amplia. Atrás deje ya el concepto de amor romántico, ese de buscar tu media naranja, tu príncipe azul y la historia del felices por siempre, ese que según y cantan los poetas, es el que mueve al mundo, el que da razones a la vida.

Nunca entendí del todo el concepto de amor a la patria, ni el amor al deporte, ni a los estudios, no soy vegana, ni planet power y al dinero… es un mal necesario, pero no es amor.

Para mi el amor es (disculpen si resulto ridícula) estar consciente que vives, que puedes hacer feliz a los demás con tu sola presencia, que todos los días hay un claridad y una oscuridad que puedes ver, vivir y sentir.

Amor es, dar los buenos días al reflejo de tu espejo y estar tranquilo con él, es saludar a tus mascotas y salir con ellas a pasear, es compartir con ellas tus momentos difíciles , porque ¿quién te saluda primero cuando llegas cansado del trabajo?.

Amor es, tener amigos que sin importar lo lejos que están te mandan un guiño en el móvil para saludar, o te dan un abrazo porque intuyen que estas triste.

Amor es, ayudar a un desconocido que ves en apuros y que no te cuesta nada preguntar, si tu puedes arrimar el hombro para que este mejor.

Amor es, hacer bien tu trabajo, respetarte, respetar y hacer valer los derechos sin violencia.

Amor es sentir paz y disfrutar de las cosas simples y hermosas que se presentan en la vida (la brisa fresca en un día caluroso, las flores silvestres en tu paseo, el saludo amable del vecino, el jolgorio de tu hijo al buscarle al colegio, un chocolate caliente en una tarde de lluvia, la tranquilidad de una tarde en la playa con tu familia)

Amor es el pensar en ti y en los demás con miras a un futuro mejor, es perdonar sin olvidar, dispuesto a aprender de los aciertos y errores propios y ajenos. Es dejar a un lado lo que hace daño, sin rencores ni venganzas, aceptando que hay personas y situaciones que son mejor dejarles seguir su camino, pero sin ti.

Uno no debería sufrir, ni morir, ni matar por amor, eso se hace cuando hay mentira, rencor, miedo, orgullo, egoísmo, codicia… no amor

Uno nace con amor, no necesariamente del amor, uno aprende a reconocerlo a lo largo de la vida y es más fuerte cuando lo alojas en ti y eres el primero en amarte como persona, conociendo tus derechos, aceptando quien eres y buscando ser mejor cada día. Amor es educación, es visión de un futuro como individuo y consciente de que hay otros como tu alrededor, que solos podemos con muchas cosas pero juntos podemos con muchas más.

No es fácil describir el amor, es muy grande, complejo y con muchas caras, olores, colores, texturas, luces y sombras, no es algo tangible, sin embargo te hace feliz y muchas veces esta en algo tan pequeño como un grano de arena…

FELIZ AÑO NUEVO!!!

Ya a estas alturas debería estar curtida y mi capacidad de asombro adormecida, pero no, aun consiguen sorprenderme y asquearme al ver que el mundo está al revés y es más absurdo que el de “Alicia en el País de las Maravillas”.

Es triste ver que el mundo sigue en su ruta al precipicio, a paso de vencedores, con flacos esfuerzos por corregir ruta y ser más justos, con un discurso que sin importar el país es vacío y solo demuestra que el lugar en la silla es más valioso que el bienestar de su gente.

Por otro lado, si veo el esfuerzo de millones por un futuro digno, las ganas de vivir en el día a día, de formar familia, de abrir negocios, de seguir adelante, de cumplir sueños y proyectos, de ayudar a quien más lo necesita, eso aun me da esperanza.

Viendo el camino recorrido hay mucho que agradecer: Los nuevos amigos, lo aprendido, el trabajo, la templanza adquirida, la paz interior, el tener a la familia cerca y a los viejos amigos aún en contacto.

Es poco por lo que tengo queja y me da flojera enumerar lo que año tras año me cabrea, porque sin importar donde vivas en este mundo, con más o menos sol, sigue siendo lo de siempre. Tampoco me voy a poner con la ridiculez de hacer el listado de deseos y objetivos para este año, abriendo la lista con una dieta o inscribirme en un gimnasio para mantener la forma física, este año creo que simplemente me dedicaré a cumplir con metas que sean más reales, como disfrutar del día a día, de mi familia, de mi niño, de mis amigos.

No quiero quemarme nuevamente y caer en otra depresión por cosas que no puedo controlar o asumir, procuraré hacer las cosas a mi ritmo que para algunos es lento, me concentrare en los detalles para alcanzar los objetivos que se me vayan presentando (y que deba de listas anteriores), con éxito y sin chapuzas.

Ayudaré a quien lo necesite si humanamente puedo, para todo lo demás, lo lamento mucho, esta que esta aquí ya esta en una edad muy bonita para echarla a perder y me niego a seguir jodiéndome y jodiendo a los míos.

FELIZ AÑO NUEVO!!! les deseo a todos, con mucho cariño, muchas ganas de ser feliz y de hacer feliz a quienes me rodean (o me siguen por este rincón del mundo).

Allariz, una villa con encanto

Es una villa a unos 30 minutos de Ourense, cargada de mucha historia, una villa llena de nostalgia donde se aprecia el paso del tiempo con dignidad, eso a la gran labor y esfuerzo de sus habitantes que se han armado de ingenio y cariño para darle vida y actividad, haciéndole atractiva; Aunque comparar no es educado si me recuerda a mi querido El Hatillo cerca de Caracas, pues tiene un encanto similar.

Es un remanso de paz a la vera del rio Limia, con unas vistas fantásticas y unas zonas verdes para pasear que gritan romance por los cuatro vientos. Posee una variedad muy amplia de edificaciones que como buen abanico, comienzan con los edificios medievales del siglo XII o XIII, pasando por muchos del siglo XVI y XIX hasta llegar a los más nuevos que son muy actuales pero están a las afueras.

Es una villa con mucho humor y creatividad decorando sus calles para atraer a los visitantes y compartir su sueño. Cada poco hacen algún festival o celebran alguna fiesta histórica, como la «Festa do Boi» donde hacen representaciones de sefardíes y cristianos y pasean toros por la villa (sin corridas, ni daño alguno al animal). Yo voy con frecuencia, las calles del casco viejo las acondicionaron para hacer outlets y museos como el de Juguetes, el del cuero, el de Lino y Moda. esta cuajada de artesanos y orfebres, así como bares y restaurantes premiados y una Destilería de Orujo que es toda una leyenda, su tienda te lleva a los tiempos de los abarrotes, con aquellas estanterías llenas y el olor a madera y a hierbas que tanto gusta.

En Samhain, decoran las calles con brujas, duendes, fantasmas; y en Navidad tiran la casa por la ventana con unas decoraciones muy artesanales en madera de animales, ferias, tenderetes y duendes que quitan protagonismo a las luces de Vigo porque puedes disfrutar de ellos tanto de día como de noche, les invito a verlos si se pasan por este rinconcito del mundo, no les va a decepcionar, yo quede enamorada de esta villa, tanto así que quiero vivir allí…

¿Por qué no hablo de política?

La gran pregunta que me hacen algunos amigos, conocidos y uno más que otro por allí. Este va a ser un escrito pequeño, no necesito extenderme mucho.

Primero: Vengo de un país que no se entiende, uno de los más ricos del mundo, con todo para ser una potencia, y esta en las ultimas. La otrora tierra de gracia, esta cada día peor, bajo una dictadura descarada, pobreza, delincuencia, inseguridad, un caos. En su momento yo opine, yo marché, yo voté, yo hice lo que creí correcto, yo hice las colas por medicinas en la farmacia, yo hice mis safaris en los mercados buscando artículos de primera necesidad.

Yo migre… tengo tiempo viviendo en estas tierras, que no me son ajenas, pues es la tierra de mis padres y abuelos, y se cuales son sus bondades y sus defectos.

Opinar o hablar de política en este momento, no me veo capaz, me cansé, puede que vean en ocasiones algún articulo, pero manteniendo siempre mi neutralidad. Hablar de mi tierra, me duele, aparte aquí no sabes quien es amigo o enemigo, tampoco tiene sentido buscar el bando. Opinar de la política local… NO… Tengo poco tiempo viviendo aquí, y aunque pueda ya ejercer una opinión, prefiero guardarme el veredicto en mi cabeza y recurrir al sabio consejo de mi abuelo:

«Para mantener las relaciones, es mejor no conversar de política, religión y de quien tiene el mejor caballo» . A mi me gustan los amigos que tengo, son de lo más variado, los hay de todo género, tamaño, edad, color, credo y afiliación política, me llevo muy bien con ellos y quiero que siga así.

Felices Fiestas a Todos

Como cada diciembre el ambiente se torna frio, algo mojado e incluso resbaladizo, es momento donde se te antoja más estar en casita bajo una buena mantita con un chocolate caliente a mano o un vino especiado si la ocasión es especial. Es momento de reflexionar lo que se ha realizado a lo largo del año, los objetivos, alcanzados, los que quedaron en el tintero y los que aún quedan pendientes. Es momento de celebrar la vida con más cariño, cerca de los tuyos, de comprar regalos o de hacerlos tú mismo, de felicitar a tus amigos y vecinos, para recordarles que estas cerca en las duras y las maduras, momento de reír y relajarnos y preparar nueva energía para el año que viene. A los amigos les deseo lo mejor, les abrazo de lejos por mantener los protocolos de salud, pero que sepan que aún se les quiere y se les recuerda siempre. A los que les prometí ir a visitarles, pido disculpas, pero la cosa no está para inventar mucho por esto del puto bicho que anda jodiendo en letras griegas, que enfermar de él no es pendejada, cuando esto mejores un poco más y estemos todos al menos vacunados, hablamos de cumplir promesas de visitas. A los del blog, no les prometo mucho escrito publicado, ya saben que depende de mis días libres (que son pocos), igual se les quiere y se les agradece el tiempo para leer mis loqueras. A todos en general, les deseo una Feliz Navidad y un más tranquilo Feliz año 2022.

ROMPIENDO TABUES: PEDIR AYUDA ES DE VALIENTES

No hay nada más ridículo que un secreto a voces, yo aun me sorprendo cuando se habla de ciertas ramas médicas y el miedo que da socialmente a decir que tú les visitas, hablo de visitar a un Psicólogo o un Psiquiatra, son ramas médicas como cualquier otra que trabajan una parte de nuestro organismo que se enferma y se cura igual que lo demás.

Entre 2019 y 2021 el número de personas con depresión, sensación de soledad, miedo, aislamiento, etc. se ha disparado, no es para menos.  Estamos pasando por épocas duras, nos cambiaron nuestros hábitos y aceleramos el aislamiento social, si a eso le sumamos, el estigma ridículo de pensar que si buscas ayuda psicológica es que estas LOCO, para muchos algo peor que tener el COVID…mal vamos.

A mi no me da ni miedo, ni vergüenza admitir, que tengo depresión, que sufría ataques de pánico y que hago este blog en parte, por terapia, en parte por diversión y en parte por ejercitar una parte de mí que ahora ya no trabajo como antes. Como todos en este mundo, tengo mis manías, fobias, traumas y toques de genio del mal… visitaba al psicólogo ocasionalmente y a raíz de un evento muy traumático, un psiquiatra, no por ello vivo en un manicomio, no uso camisa de fuerzas, ni voy por la vida dopada, no alucino, ni digo que soy Josefina Bonaparte, cuando algo me da miedo no me paralizo, eso sí, soy lenta, me tomo mi tiempo para razonar, hace años que procuro no ser impulsiva.

Los psiquiatras y los psicólogos no son solo para los enfermos perdidos, todos en cierto grado y más en esta sociedad y momento sufrimos de algún tipo de problema, hablar con la familia y los amigos ayuda, pero, hay veces que eso no es suficiente y que justamente por estar conectados a ti en cierto modo no pueden ayudarte, es allí cuando recomiendo recurrir a este tipo de profesionales.

Muchos amigos me miraron feo en su momento cuando les comenté que tal vez ayudaba hablar con un especialista, ahora hasta lo agradecen. Admitir que necesitas ayuda profesional es de valientes, porque, el primer paso para salir de un hueco es admitir que estas en él (que tienes un problema) y que solo no puedes, si tu familia o amigos no te pueden ayudar (por afinidad, por estar en el mismo problema o por no saber que hacer) buscar ayuda es lo ideal.

  • Si te sientes solo aun en medio de una multitud, con gente amiga, con familia.
  • Si te sientes vacío y triste desde hace semanas.
  • Si tienes miedo y no te deja hacer vida normal.
  • Si perdiste interés en cosas que antes te encantaban y no tienes ánimos de buscar algo nuevo.
  • Si tienes un carácter explosivo y no sabes cómo llevarlo.
  • Si sientes que tu vida es una montaña rusa sin control.

Ante todo eso, y otras cosillas más que no te dejen ser feliz, ni estar en paz, buscaría ayuda, primero al medico de familia, para que te remita al profesional; si lo cuentas, no estas haciendo nada malo, por el contrario, estas ayudándote.

Para buscar ayuda solo se necesita, saber que algo no va bien, y tener el valor de contarlo al medico de cabecera… Es más común y menos terrible de lo que socialmente se cree, no importa el tabú, la vista de lo más valioso, es el verdadero tesoro, algo intangible pero esencial, créanme, si tu ser está en juego PIDE AYUDA… Tu vales una fortuna para quienes te tienen a tu lado… siempre hay alguien que te ama sin condiciones eso es un tesoro divino… Tu vales mucho y te queremos con NOS

AFGANISTAN, UN FEO REFLEJO DE UN MONSTRUO MÁS GRANDE

Hace unos pocos meses nos enteramos que después de 20 años de conflicto lo que pensábamos que estaba mas o menos bien, en realidad está y estará más jodido que nunca. Hablo de Afganistán y sus mujeres, a quienes le dieron una visión de un futuro en sus manos solo para dejarles en la empalizada, sin recursos para defenderse del terrible Goliat de la ignorancia fundamentalista.

En mi familia tenemos la suerte de ser mayoría femenina, con educación, profesión e independencia, todo trabajado de generación en generación por nuestras abuelas y madres que en muchos casos han tenido que arrimar el hombro y dejar a un lado el rol impuesto por las épocas de “amas de casa” y participar como miembro activo de la sociedad para traer un sustento a casa de forma digna.

Yo hago memoria y desde los 70’s hasta el sol de hoy ha sido mucho lo que el mundo occidental ha logrado en derechos sociales y de género, se ha avanzado mucho en el rol de la mujer dentro de la actividad social, política, empresarial y también de protección para ellas y sus hijos, pero aun hay que pulir mucho y estamos en un momento frágil donde todo puede irse al vertedero si no cuidamos ciertas tendencias “fundamentalistas” que están presentes entre nosotros, porque arrastramos viejos estereotipos de patriarcado donde la igualdad no es posible y el equilibrio esta en cumplir formulas ya obsoletas.

Yo pienso en lo vulnerables que están y me parte el alma, pero también me preocupa porque no es un caso aislado, ubicado en un puntico del mapa, el fundamentalismo tiene muchas caras y no está unida a una religión, pero si a una idea: el someter a otro para prevalecer, el eterno concepto de “Ganar/Perder”, donde los iguales no son posibles y el “Ganar/Ganar” no es viable porque eso significa pensar en los demás y no en uno solo.

Como verán, soy del partido “Ganar/Ganar”, eso de cuéntame a donde quieres ir, te cuento yo a donde quiero también y buscamos la manera de que todos logremos llegar sin pisar a nadie y sin dejar una estela de destrucción en el camino… Fácil no es, mi dolor es ver como se pierde talento y vidas por tanto egoísmo disfrazado de verdad fundamental. Miedo me da saber que ese egoísmo tiene mil caras y es tan virulento, silente y mortal, se desplaza muy rápido y no esta solo en un puntico del mapa, pues, hace unos meses era Afganistán, hace unos años fue Egipto, Siria y Líbano, hace décadas era Bosnia y Sarajevo, ayer Europa del Este y Centro América, mañana puede ser… (Piensen un poco)

OLOR A LEÑA, CASTAÑAS Y CANELA

Otoño, mi época favorita del año, cuando el paisaje (natural) comienza a cambiar de color y pasa del verde a todo un abanico de colores que van del verde al morado, pasando por los naranjas, amarillos y rojos; cuando caminas por el parque y el suelo deja de ser una alfombra de grama y cruje bajo tus pies por las hojas secas y las semillas que caen.

Cuando el fresco se abre paso al calor agobiante del verano y comienzas a vestir con capas como una cebollita, porque de un momento al otro o te ahogas de calor o te congelas…

Aun cuando vengo de un país tropical, con solo dos estaciones, es en esta época cuando los arboles allí cambiaban de follaje y llovían hojas por unas semanas solo para dar paso a un nuevo esplendor sin mayor cambio de temperatura, debo confesar que siempre me ha atraído esta estación y la disfruto mucho estando en un país con cuatro estaciones bien definidas, es una estación nostálgica en el buen y romántico sentido de la palabra.

El olor a leña en las chimeneas, las cocinas tradicionales, las hogueras para asar castañas, calabazas y boniatos, hacer dulces con manzanas y canela, el olor a clavo y nuez moscada en el chocolate o en el vino caliente.

Soy una nostálgica, romántica perdida, lo admito amo el OTOÑO…

Blog de WordPress.com.

Subir ↑