CUZCO UNA CIUDAD EN LAS NUBES

Apenas lleguen a Cuzco háganle caso a los guías y descansen en el hotel al menos ese medio día (5 horas acostado y con los ojos cerrados), coman muy liviano en el almuerzo, y si les ofrecen té de coca, no se pongan pichacosos que no los están drogando, por el contrario les están evitando un muy, pero muy mal rato.

A mi se me ocurrió no hacerles mucho caso, y en vez de descansar me puse a pasear por la ciudad y ni a balazos tome té de coca hasta que llego la hora de ir con el grupo al tour por las cercanías de la ciudad, una hora después de estar encaramada en ese autobús, me dio un dolor de cabeza y unos mareos horripilantes, comencé a ver todo borroso, el guía me tuvo que poner oxigeno y me hizo tomar té de coca a la fuerza, les juro que fue lo único que me ayudo a pasar el mal rato he hizo mas tolerable el paseo, en la noche me explico que el té lo usan allí como medicina, es un estimulante un poco más fuerte que el café, ideal para el mal de alturas y es lo único que evita que un turista no se les quede en el camino. Lo ideal es llegar y descansar, comenzar las actividades al día siguiente, pero nos fuimos de bravas e inventamos, después del mal de alturas, nada es igual, así que hagan caso y dedíquenle al menos 4 días a la ciudad.

Cuzco es una ciudad bellísima, su zona colonial es un sueño, el aire huele a limpio, la gente es infinitamente amable y la historia sobretodo el centro es una maravilla. El casco histórico es una joya donde las bases de todos los edificios son lo que queda de los edificios Incas y de allí para arriba es colonial, lleno de callecitas estrechitas y muy pintorescas, tiene su magia pasear por allí, la Iglesia de Santo domingo está emplazada en el complejo del Templo Mayor y en Junio y Julio hacen ceremonias Incas en sus jardines, todo un despliegue de color y formas. Yo debo regresar y dedicarle una semana cuando menos para conocerla porque 3 días es muy poco, el mal de alturas no te permite disfrutar a plenitud de la ciudad y vale la pena.

Cerca de Cuzco hay una serie de sitios arqueológicos que son únicos, entre estos sitios esta Sacsayhuaman, las ruinas de un complejo gigantesco anterior a los incas que guarda su misterio de quienes lo hicieron y cuál era su función, hay que estar allí y ver esos muros de piedras gigantes, hacer estos muros hoy en día es casi imposible, imaginen hacerlo hace 1000 o 2000 años atrás, sin la tecnología que tenemos hoy, es una locura, la energía del sitio es increíble y la paz que se respira no tiene precio.

Prueben aquí la carne de llama, estos lindos animalitos, parientes del camello no solo son animales sagrados en la zona, son excelente animales de carga y su lana es muy preciada, la alpaca que también es pariente de este animalito tiene una lana muy codiciada en el mundo de la moda y la mejor lana es la de esta zona por la altura y el clima, también son animales de consumo, su carne es muy preciada pro los chef, es baja en grasa, sin embargo es suave y muy sabrosa, vale la pena probarla. Otro alimento también de la zona es la quínoa, un cereal muy rico en fibra y en proteínas vegetales, es más sano que la soja y mas nutritivo, su sabor es muy delicado y sabroso, con él hacen de todo, desde risotos, sopas, y panes, pasando por turrones de miel y caramelo…

Todos los alrededores de Cuzco son interesantes y están plenos de historia, desde aquí es que partes a Machu Pichu en tren y es un viaje que todos deben hacer si van a Perú, no ir allí es perderse de algo único.

PERÚ UN PAÍS LLENO DE MAGIA

En general les puedo decir que los peruanos son lo más amable que encontraran en Latinoamérica, son muy educados sin importar los estratos sociales, siempre alegres y serviciales.

Son puntuales hasta la locura, y es importante respetarles eso, porque existen multas para los que llegan tarde, tanto si eres turista, taxista, autubusero, banquero ó como si eres guía.

En cuanto a gastronomía la comida en Perú no importa donde estés es MAGNIFICA, y aun así me quedo corta explicando lo rico que se come allí.

Son muy orgullosos de sus raíces, casi tanto como los mexicanos y eso es hermoso. Es un país con una historia increíble y misteriosa, las culturas que allí se asentaron le dieron una majestuosidad que aun ahora sigue en pie, también es un país de misterios, magia y tradiciones que deben ser preservadas y estudiadas, es un país al que le debes dedicar tiempo.

Lima su capital:

Es una ciudad bonita pero no se hagan a la idea de ver una ciudad colonial o europea de gran derroche y lujo, es mas bien una ciudad sencilla y noble con un pasado arquitectónico increíble. El casco colonial es pequeño pero muy impresionante, visitar los palacios es toda una experiencia, sus fachadas, los trabajos en madera, las fuentes, hay rincones en los que de no haber gente cerca puedes pensar que viajaste en el tiempo y regresaste a la colonia.

La Catedral es muy hermosa y por dentro tiene tal exposición de objetos en plata que te recuerda a México y sus excesos, sin embargo estamos hablando de dos estilos muy diferentes. En la capilla principal está el retrato de la última cena de Cristo, y es una pintura muy curiosa, el banquete con todos sus personajes, tiene como punto de interés los platillos de la región, es divertido ver las caras de los demás turistas cuando ven el cuadro. Sus catacumbas que realmente te espelucan, no es un paseo para claustrofóbicos o gente impresionable, realmente el lugar es sombrío y lúgubre, sientes a la muerte de cerca, eso sí, es un lugar sumamente seguro.

Bonita es la zona de Miraflores, esta da al mar y tiene un paseo muy hermoso al que vale la pena dedicarle un tiempito.

Si tienen chance y pueden dedicarle un par de horas vayan al centro de la ciudad a ver unas ruinas que son de un periodo anterior al Inca. Son estructuras de barro enormes y muy impresionantes y si no, vayan a Pachacamac a 30 kilómetros de Lima, fue durante su época de esplendor un complejo religioso muy importante y aun conserva sus calles, una pirámide que apunta al mar con una acústica increíble y aparte esta el templo de las sacerdotisas del sol.

De regreso a la zona de Miraflores vayan al paseo marítimo cerca si no me equivoco del Melia, allí bajaran a un centro comercial que esta socavado en la roca del acantilado, desde la calle no se ve, a menos que te asomes desde el paseo marítimo, la vista de este centro comercial al mar es fantástica.

¿Comer?, donde quieran, allí no hay restaurante malo al menos no me toco ninguno y miren que yo comí en todos lados, unos más caro, otros más barato, hay para todos y para todo, yo no encontré queja con la comida, prueben eso si las Causas Limeñas, el pescado y los mariscos allí son estupendos, y del Ceviche mejor ni hablemos, una vez lo prueben serán adictos a él, algo que si es curioso y muy sabroso es la Chicha Morada y las mazamorras, están hechas con maíz morado y su sabor es único, delicado, muy, pero muy sabroso.

Las noches en Lima si no son muy seguras a menos que vayas con un grupo grande o con un local, lo ideal es no salir de Miraflores o de San Isidro que son las dos zonas in de la ciudad.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑