SABROSO CONTAR CON UN CLUB DE LECTORES EN TU OFICINA

Leer siempre ha sido algo gratificante, te permite aprender algo nuevo, te permite desligarte por un tiempo de tus problemas y meterte en la piel de algún personaje y vivir sus aventuras, te permite viajar con el héroe y hasta te enseña a cocinar. Aun más sabroso es compartir lo leído y opinar, ver el punto de vista de esas otras personas que al igual que tu leen y viven la experiencia, eso es precisamente lo que se hace en mi oficina, la organización está promoviendo la lectura recreativa entre sus empleados y ha creado un Club de Lectores.

El proyecto ya tiene tiempo, pero por dificultades técnicas y estratégicas hubo que suspenderlo temporalmente, afortunadamente se ha retomado la iniciativa y ha reiniciado con fuerza, resulta ahora mucho más interesante, ahora no sólo leemos los libros y comentamos entre los empleados, se ha agregado la posibilidad de hablar directamente con el autor y aclarar dudas sobre el libro en cuestión.

El libro que leímos en este primer nuevo ciclo fue Las Fantasías de Juan Bimba de Axel Capriles, un libro bien interesante sobre nuestra idiosincrasia, sobre nuestro modo de ser y de vivir, sobre la identidad, es un libro muy bueno y que te invita a la reflexión, debes estar abierto a recibir unas cuantas verdades que son un tanto incomodas de asimilar, pero que es necesario destacar e identificar si queremos salir adelante y mejorar.

En cuanto a la tertulia con el autor, no tienen idea de lo interesante que fue conversar con él, aparte de ser una persona muy agradable, divertida e ingeniosa, fue estimulante y reflexivo.

Vale la pena que promuevan en sus oficinas un club de lectura, no solo estimulas este buen habito, también puedes trabajar otra serie de puntos que fortalecen al recurso humano y su relación con el entorno, promueves el ambiente de amistad, de identidad y de convivencia, tan importantes para un buen ambiente laboral…sólo propónganlo, estimulen la lectura y promuevan el talento nacional

HOY COMIENZA EL 4TO FESTIVAL DE LECTORES CHACAO

Todos los años espero ansiosa por esta semana tan especial en la que puedo caminar por una plaza repleta de libros, con olor a papel y tinta, música de fondo y algún que otro payaso o títere para los más chicos.

No es la Rambla ni el Paseo de Gracia, tampoco regalan rosas cuando compras un libro pero tiene su encanto, su sabor a ají dulce y a papelón, su sonido a caraqueño y su desenfado tan característico del lado bello del ser de aquí.

Cada año supera al anterior en eventos, en variedad y en gente, espero que este año sea así, por lo menos puedo adelantarles que la agenda de eventos promete y hay para todos.

De seguro me  verán en Plaza Altamira oliendo y comprando libros, hablando como una lorita y compartiendo con todos… les espero.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑