LA RESPONSABILIDAD SOCIAL COMIENZA EN CASA Y ESTA VEZ EN LA COCINA DE LA OFICINA

Si no les resulte extraño el titulo, es así como lo cuento, la empresa donde trabajo tiene iniciativas bien interesantes para sus empleados, si bien estamos como país y como miembros de una empresa y de una comunidad en medio de una crisis a todo nivel (social, económico, político, etc) y que todo no es color de rosa, mucho menos en una empresa tan grande como en la que yo trabajo, no podeos negar que tiene iniciativas muy interesantes en materia de RSE, sobre todo a nivel de empleados.

Ya yo hable antes del Club de Lectores  y de lo bien que va, el lunes pasado me asignaron la tarea de sacar fotos  en el curso básico de cocina que da el proveedor que maneja el comedor de la sede principal.

El curso está orientado a todo aquel que este curioso, sea amante de la cocina o este harto de quemar el agua. No es el primer curso que se hace en la organización, ya viene a ser el cuarto o quinto en realizarse y la dinámica resulta muy simple y grata, es casi un programa de televisión en vivo, donde los cocineros del comedor nos preparan paso a paso una serie de recetas sencillas y sabrosas, indicándonos trucos especiales para que el plato a presentar sea de restaurant, responden las preguntas del público participante e involucra a más de un voluntario a ayudar en la elaboración de la receta.

El resultado: Un sábado divertido, ameno y diferente, en compañía de gente que trabaja contigo y que la ves fuera del esquema rígido de los rangos, los departamentos y los problemas del día a día, más relajados y dispuestos a divertirse.

Aprendes algo nuevo para sorprender a tu familia, y esa sorpresa puede ser grande puesto que más de uno ha casi infartado a los novios (as), al esposo (a) o a los amigos, ofreciéndose a cocinar y servir tremendo banquete.

Y la empresa cumple con la ley, estimula la relación entre los empleados, rompe con la peligrosa rutina laboral y otorga un beneficio que si bien no está en el contrato no puede esconderse ni obviarse. Vale la pena, en mi caso ya es la segunda vez que voy, y no será la última, porque la próxima según me cuentan es de cocina ligera, me interesa, yo vivo a dieta…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: