LA MUERTE DE UN CAUDILLO Y SUS CONSECUENCIAS

Bandera_001Me he tomado mi tiempo para escribir sobre este acontecimiento, en parte por temor a decir algo inapropiado, simplemente porque la política no es mi fuerte, en parte porque aun no comprendo ni comparto mucho como se está desarrollando este circo mediático en torno a la muerte de este señor y porque no quiero ofender a mis amigos que son de tendencia oficialista quienes en este momento deben estar pasando el trago amargo.

Para nadie es secreto que soy de la oposición, que nunca estuve de acuerdo con este señor y sus ideas de cómo llevar adelante este país, sin embargo si hay que decir que Hugo Rafael pasará a la historia de este país y es posible que de Latinoamérica como una figura influyente en la zona. Tampoco hay que negar que entre sus improvisaciones ha conseguido cambios importantes, muchos para beneficio de los más débiles en la escala social, no me cierro a la realidad que han habido cosas estupendas durante su gestión, pero con lo bueno, también ha cometido errores, errores graves que han hecho de este país una ruina en vez de una taza de plata y que superan con creces los logros que ha podido tener.

Estos errores no son un secreto, es algo que está a la vista, pero es tanto lo que la gente que le sigue no quiere ver que realmente me da terror pensar a donde podemos llegar si no hay un cambio pronto. Una de las cosas por las que no le seguí es por su discurso violento y ofensivo, por su insistencia en fomentar la división tan brava y dura que ha roto el país en dos y por las mentiras tan descaradas y los abusos que se han cometido y que se seguirán cometiendo en su nombre.

Es posible que esto último sea doloroso y ofensivo para sus seguidores, yo solo les digo que el tiempo es como el viento en el desierto, a la larga barre la arena y deja al descubierto muchas cosas, en este momento yo tengo mis dudas sobre la veracidad de muchas cosas, es mucho lo que se ha ocultado, es mucho lo que se ha desvirtuado, es mucho lo que se ha dañado en poco tiempo y es mucho el tiempo que vamos a tener que invertir para sanear y curar todas las heridas y divisiones que se han generado en nombre de este señor y de sus proyectos.

Hay que aclarar y eso va para todos, que su muerte no es motivo de alegría, la muerte de nadie debe ser motivo para montar una rumba, simplemente porque cada muerto tiene su doliente y se debe respetar el dolor de esa perdida, resulto sumamente desagradable encontrarnos en las redes sociales comentarios festivos e incluso videos en youtube de gente gritando de alegría por su muerte.

Para todos ellos quienes pusieron la torta les participo,  su desaparición física no necesariamente significa el final de su gestión, sus seguidores están dispuestos a seguir adelante, el poder obtenido con su imagen es tan grande que no van a dejarlo ir tan fácilmente y sus seguidores más básicos creen que es un mesías y que su proyecto es ley de vida y no sabemos por cuanto tiempo sigan pensando así.

Segundo, su muerte representa que estamos sin representante a nivel internacional pese a lo que digan sus seguidores, eso implica que todo lo que se haga de aquí en adelante a nivel de leyes, de convenios y de lo que requiera una decisión capital no debe ser considerado legal hasta que no tengamos elecciones y nuevo presidente, y destaco que esto es así pese a lo que se diga porque se han cometido irregularidades a nivel constitucional que lo que vivimos se ha tornado tan ambiguo y turbio donde ya nadie sabe que es verdad y que no.

Tercero, reconstruir el país tardará más tiempo del que muchos se imaginan, hay que sanar muchas heridas, retomar y consolidar muchas alianzas y regresar la confiabilidad del país a nivel internacional, eso no se logra en dos años, ni en diez, mucho menos en catorce, esto no es Japón, ni tampoco es el imperio, si no me creen a los recuerdos me remito: Amuay como lo más reciente y Vargas para los que tenemos más memoria ¿estas zonas se recuperaron? ¿sus habitantes tienen casas, negocios y rehacen sus vidas con normalidad? ¿Las calles de Vargas y de Amuay se reconstruyeron ya? La respuesta es NO.

Como final, mil perdones a los que se ofendan con mis palabras, es mi opinión y puedo estar equivocada aunque en este caso lo dudo, pero si les pido a todos en general que estén abiertos a escuchar y a ver más allá de sus ideologías y que sean respetuosos con su entorno. Este es tiempo de respeto y prudencia, a partir de esto debemos ver como sanar heridas y volver a la concordia y una vez tengamos eso, debemos trabajar por salir adelante.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑