COMO ALICIA

Yo asumí el reto de retomar la universidad, estaba clara que después de tanto tiempo de haberme graduado como técnico superior el cambio no sería sencillo, pero no tenía idea que el impacto sería tan fuerte.

A todo aquel que me diga que con un título de técnico superior es suficiente les voy a garantizar que es mentira, tal vez te vaya bien por un tiempo pero si trabajas en una empresa te encontrarás con la necesidad de desarrollarte y de avanzar, lamentablemente ser un técnico superior en este país no te deja mucho margen de crecimiento, así que, aún que son jóvenes y cuentan con el tiempo para hacerlo, inviertan un poco más de esfuerzo y saquen una licenciatura.

Yo me encontré en esa encrucijada con la limitante de no poder crecer como a mi me gusta porque no soy licenciado, asumí el reto y aquí me tienen, de regreso a la universidad. Hacer este retorno no me ha resultado sencillo, y a las cosas que no son sencillas yo les agrego humor para hacerlas más llevaderas.

En esta oportunidad hablando con mi familia y unas amigas y explicarles que siento con el cambio no se porque, la imagen que mejor describe este regreso ha sido el libro de Lewis Carrol «Alicia en el Pais de las maravillas» pero no la versión de Disney ni la de Tim Bourton, hablo del libro original, con sus ambientes bizarros y oscuros, sus ambigüedades, ese choque de estar en un lugar común y a la vez extraño.

Yo vengo a ser Alicia en medio del país de las maravillas, donde nada es lo que parece, eso si, están todos los personajes que no pienso decir quien es quien para no ofender, pero si les adelanto que el conejo blanco esta, eternamente apurado y gritando que llega tarde, esta la morza y el carpintero, oportunistas sin remedio que engañan y mienten para su beneficio, hasta el sombrerero loco con la liebre y el lirón, diciendo incongruencias, riéndose de la vida y tomando té.

El otro día me encontré en medio de la sala de las puertas, lidiando con las cerradoras, la llave y los pasteles que te hacen crecer y los brebajes que te encogen, me he encontrado riéndome sola, hablando sola, peleando con el cambio, pero más que estresarme lo estoy disfrutando. Menos mal que encontré con que anclar y hacer referencia, porque este regreso a clases ha resultado tan disparatado, que si no le pongo humor me volveré la reina de corazones y gritare como posesa – Que le corten la cabeza!!!!-

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: