OURENSE: JOYA DE PIEDRA Y AGUA

ourense_01

Galicia en general no es muy conocida como destino turístico, salvo Santiago de Compostela, pero sus cuatro provincias esconden grandes tesoros, playas, ruinas prehistóricas, romanas, auténticas joyas medievales, un patrimonio vitivinícola único, unas playas que te quitan el aliento y de las que no quieres irte, y si continúo la lista hacemos un libro muy gordo.

Hoy hablamos de Ourense, es conocida por muchos como un pequeño rincón nostálgico para más de un gallego, y un sitio poco interesante para el turista, pero puedo asegurarles que se llevarán una sorpresa si se toman la molestia de visitarlo. Ourense es provincia, la tercera en importancia de Galicia y también es ciudad, la capital es pequeña pero llena de curiosidades.

Lo ideal es comenzar por la capital, la cual puedes llegar en tren, en autobús, en automóvil o a pie, ya que forma parte de al menos 4 rutas en el camino de Santiago.

Es una ciudad pequeña con mas o menos 100.000 habitantes y una mezcla bastante dispareja de arquitectura, sin embargo posee su atractivo:

La Catedral de Ourense es el edificio más importante de la ciudad y a su alrededor está casi todo lo que es de interés en la ciudad. Una iglesia fortaleza que data su nacimiento al siglo XII / XIII (1220), dentro de ella encontrarás un buen ejemplo del arte sacro gallego, destacando su altar mayor y su portal de la gloria (uno de los pocos policromado que se conservan), acompañan un museo sacro que es digno de visitar por la infinidad de tesoros sacros que van desde el arte románico, hasta el barroco. No podemos dejar de hablar de la capilla del santo Cristo, imagen que atrae a miles de feligreses día a día, es quizás la imagen más visitada y con más devotos dentro de la ciudad.

La plaza mayor y la zona de vinos están rodeando la catedral, es parte de la zona antigua de ciudad, con una mezcla bastante ecléctica de edificios que datan de la Edad Media hasta los años 60 del siglo pasado. En esta zona se encuentra los principales bares y restaurantes de la ciudad, el ambiente de jueves a domingo por la noche es muy festivo en esta noche, es el lugar por excelencia para ver y dejarse ver en esta ciudad y la propuesta es muy variada en cuanto a precios.

Lugares donde beber, no me arriesgo porque no soy de ir de copas, sin embargo donde comer es muy fácil, simplemente porque el ourensano es sumamente exigente con la calidad de lo que come y resulta casi imposible que comas mal en la zona de vinos, si el lugar tiene malas críticas no es probable que dure mucho abierto, aparte son muchos los sitios con décadas de tradición y buena comida.

El claustro de San Francisco y el antiguo cementerio son otros sitios que visitar, uno está al lado del otro, se visitan por separado. El antiguo monasterio de San Francisco es también de la Edad Media y guarda hasta los momentos parte del museo arqueológico y el claustro, joya de arte románico por sus tallas en piedra de las columnas que rodean el paseo. Se está acondicionando el resto del edificio como sede cultural y biblioteca, cuando esté listo será un placer hablar de ello.

En cuanto al cementerio, es antiguo, y tiene algunas muestras de arte funerario de finales del siglo XIX y comienzos del XX que vale la pena ver, si te gusta ese tipo de arte. Divertido es visitarlo durante las fiestas de Halloween o Zamain, se propuso hacer visitas al recinto por las noches con guías y fue divertido.

Las Burgas, no lejos de la plaza mayor están unas piscinas públicas de aguas termales, se entra pagando una entrada módica, y puedes disfrutar todo el año de las aguas más famosas de La ciudad, estas burgas tienen cimientos y ruinas de origen romano, ya que fueron ellos quienes fundaron ourense, sus aguas son medicinales. Además de las piscinas hay un pequeño museo digno de visitar, y les recomiendo lleven traje de baño incluso en invierno, porque si les duele algo, estas aguas alivian lo que sea.

El paseo de las Termas, sí, las burgas no es el único lugar con aguas termales en la ciudad, a lo largo del Miño, están las termas, en su mayoría públicas y gratuitas, donde sin importar la época del año (salvo si se inunda)  puedes ir a darte un buen baño de aguas mineralizadas. Existe un horario para visitar las termas y en la entrada de cada balneario hay vestidores, baños y las instrucciones y normativas de convivencia para el uso de las mismas. Sugiero sigan las instrucciones y estén tranquilos, se hace mantenimiento diario de las termas, son lugares muy limpios, lo único que si no recomiendo es que vayan en verano, simplemente por la cantidad de gente que va, todo ourense va a bañarse y a veranear en las termas y puede que te encuentres con que no hay ni un centímetro de piscina donde remojarte. Otra cosa es NO SE BAÑEN EN EL RÍO, a lo largo del río (ambas riberas tienen paseo) hay carteles en las que te recomienda no bañarse, son aguas limpias pero es un río caudaloso y peligroso.

Solo me queda hablar de las termas privadas, La Chabasqueira y Outariz son los dos balnearios privados de la ciudad, de estilo japonés, la entrada es para la calidad del servicio y las comodidades que ofrece, sumamente económico, a diferencia de las termas públicas, estos locales tienen spa, saunas y circuitos de piscinas (japonés y noruego), se reserva el derecho de admisión y tienen un horario más específico.

Les invito a visitar la ciudad, si bien es pequeña, tiene su encanto y es el lugar perfecto para unas vacaciones diferentes y tranquilas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: