Estamos como Casandra

Casandra, hermana de Héctor y de Páris, era una sacerdotisa del dios Apolo quien le consedía el don de la profecía a cambio de un buen «baile»…

Ella accedió pero algo salió mal y el dios le dejó el don pero, también la maldición de no ser escuchada. La pobre que predijo la caída de Troya, advirtió a los suyos del nefasto designio pero no le hicieron caso… fue la única sobreviviente de su familia.

¿Y qué le pasa a esta loca que comienza con mitología griega? Pues, los que tenemos ya ratico aquí por la madre patria, vivimos un mal remake de nuestra crisis política de 1998 y vemos con preocupación como los políticos españoles, muy a su estilo, la están cagando de lo lindo en vez de hacer su trabajo.

Decir que es su problema seria fácil si no viviéramos con ellos, y sus estupendas metidas de pata no nos afectaran, pero, nos afectan. Actualmente estamos paralizados por cuatro pendejos que les interesa más la silla presidencial y los escaños del poder que en sacar al país de la crisis económica y dar empleos dignos y salarios justos.

A tal punto lo están llevando mal, que el país se cae literalmente a pedazos, con grupos que ademas quieren hacer de su provincia un país aparte, otros que desean emularnos e instaurar el chavismo como política y otros que desean regresar a la época medieval y de la inquisición.

Como Casandra, solo nos queda cumplir con el deber de avisar, procurar que los que nos rodean vean lo que les espera si no hacen algo y… poner nuestras barbas en remojo y comprar alpargatas, porque de seguir como vamos, nosotros sabremos que hacer, nosotros saldremos adelante como sea, ellos no.

De todos nosotros un porcentaje importante tenemos derecho a votar, yo recomendaría que de tener este derecho, no lo dejemos a un lado y hagamos un poco más; no engrosemos el perfil de abstención y hagamos lo que es correcto. Cuando nos toque, votemos por quien nos dicte la consciencia, nunca nulo.

Aunque seamos como Casandra, tenemos un compromiso con la tierra que nos acobija ahora y si vemos que podemos ser de ayuda, pues… ayudemos.

Autor : Raquel Rodríguez Ferré
Publicado en Diario de Teselas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: