Retomando la lectura como placer

Leer, es quizás uno de los placeres que más beneficios trae, con menos efectos secundarios negativos para el cuerpo humano, salvo que se tome como defecto, que sea una actividad que eduque, amplíe horizontes, informe, abra la mente y haga pensar, cosa que últimamente no parece estar de moda y es incluso considerado como algo peligroso. No es un ejercicio físico que te deje estupendo, musculoso y bello pero también tiene su encanto.

Lamentablemente me he dejado llevar por las nuevas corrientes socioculturales y llevo una temporadita (demasiado larga) en que he tenido que dejar a un lado esta afición, pero viendo los efectos que hace esto a mi cerebro y a como me limita, trato de buscarme pequeños momentos para ver si leo al menos dos o tres capítulos de alguna novela de la pequeña pila que está en la sección de pendientes (comenzó con 3 libros y ya supera la docena).

Con la pandemia supuse que tendría tiempo, pero siempre me encuentro con algo que no me lo permite, siempre había algo que hacer, las excusas de siempre la verdad: limpiar, atender al niño, estudiar, hacer recados, cansancio acumulado… Pero también no tengo ánimo, tomo un libro y no llego ni a la décima página me cuesta muchísimo concentrarme. Tiene tantas cosas maravillosas y lo que ha sido para mí un placer ahora me resulta tedioso, llevo más de dos años que no leo a gusto, si antes, al año, leía de seis a ocho libros, ahora solo consigo terminar uno o dos; realmente es preocupante, he dejado de lado muchas cosas que me estimulaban y me mantenían activa: Ya no pinto, ya no fotografío, ya casi ni escribo y ni hablemos de leer. No hay excusa, salvo que me estoy dejando llevar por la depresión, por la realidad poco grata de estar confinada a causa de la pandemia, por la ausencia de oportunidades, por el cierre y la ralentización de todo en este planeta a causa del COVID y de una mala gestión a todo nivel.

Leer abre la mente, amplia tu capacidad de conversación, el vocabulario y sin mucho dolor también te enseña a escribir mejor; es para mí una manera de evadir un poco de la rutina cansina de buscar sin encontrar, de viajar sin gastar grandes fortunas, sin pedir permiso, sin llevar salvoconductos.

Debo retomar poco a poco esto que he dejado de lado, no me puedo dejar deprimir de esta manera y por ello me he trazado el objetivo de los ocho libros al año, si alguno me llega a gustar mucho, haré alguna reseña y la publicaré, espero los anime a acompañarme en esto, porque leer es un placer que no tiene límites más allá de acercarte a una biblioteca o librería y pillar algún titulo que te llame la atención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: