ALERTA: Fin del Estado de Alarma

El pasado 9 de mayo en España se dio el “fin del estado de alarma”, entendamos por ello que todas las medidas aplicadas (bien o mal) para mantener un orden y cierto grado de seguridad y frenar de alguna manera al COVID ha cesado. SE SUPONE, que la pandemia aun no ha acabado, se supone que aun no estamos todos vacunados y se supone también que debemos guardar cierto cuidado para no contagiarnos… ¿Cierto?…

Entonces explíquenme ¿cómo en muchos lugares la gente sale y se reúne como si fuera año nuevo, y hacen la cuenta atrás, se quitan la mascarilla y se apretuja para que el (CENSURADO) virus brinque a su gusto entre unos y otros a sus anchas?

Estos son los momentos en que mis cuarenta me pesan, en que mi sentido común me recuerda que ya la adolescencia pasó y me siento más vieja que mi abuela de 96 años, pero, ¿quién le dijo a este rebaño de irresponsables que podíamos a paso de vencedores contagiarnos y patear lo que llevamos un año tratando de contener?

¿Culpables?, yo no culparía solo al gobierno por todo lo que no hizo durante la pandemia y preparar como es debido un plan de desescalada, culpo también a los negacionistas que representan tan bien a los “Monitos de la discreción” (no oigo, no veo, no pienso) y a los típicos “boludos inmortales” a los que no les pasa nada….

¿Molesta? Si, un poquito; soy hija de una señora de 70 años, madre de un hijo de 4 años, sobrina de unos tíos de 60, prima de dos chicos con familia con más de 30 y nieta de una doña de 96 años, TODOS PREOCUPADOS POR LO MISMO…También he perdido amigos y conocidos por COVID, y no hace mucho, recién me enteré el sábado que una de mis mejores amigas de la infancia, con solo un año más que yo, murió por COVID.

Yo solo veo las imágenes de esos irresponsables pegando brincos, apretujados, sin mascarilla, sin vacuna, en País Vasco, Cataluña, Madrid y Canarias; me da una angustia y una rabia enorme, como se ve que a ellos no les importaría estar en una UCI, intubados, ahogados, con una losa en el pecho, o peor aún, tener a un ser querido así.

Tanto o más culpable son ellos que ningún gobierno, ni ningún partido, por carecer de sentido común, no digo que prolonguen los confinamientos, que nos quiten a libertad, o no nos dejen ver a los amigos, a la familia, solo digo que, ante tan hermoso regalo, tengamos la CABEZA y la SENSATEZ, aceptando que el peligro aun no ha pasado y que debemos cuidarnos y cuidar a los nuestros…

Blog de WordPress.com.

Subir ↑