Vidas plásticas

No les extrañen que de vez en cuando, canturreé alguna estrofa de algún clásico de Rubén Blades, 4:40, Celia Cruz o Oscar de León, digamos que la vida me ha dado la posibilidad de reírme con ella y de asociarla a canciones por momentos.

Tengo unos días en que la canción «Chica Plástica» retumba en mi cabeza con cierto desencanto, la letra hace referencia a un mundo falso y al valor que la sociedad le da a aparentar lo que no es, perseguir por moda, tendencias en las que no se cree, lo triste esta que la canción fue escrita en los años 70’s (1978) y yo era un taponcito de alberca, de tan solo 5 añitos y ahora, coñazo de años después, sigue tan actual como el día que salió a escena.

Por un lado se habla de regresar a los orígenes, a lo natural, a lo tradicional, a lo simple, a lo autentico… Por el otro y bajo el mismo concepto, te venden cremas para prolongar tu juventud con aceite de sandia…¿Las sandias dan aceite?.

Si tienes manchas en la piel, estas viejo y debes esconderlo con maquillaje o utilizar cremitas para quitártelas; capas y capas de maquillaje o serums con extractos de plantas innombrables. Por un lado te hablan de tintes para esconder las canas, con ingredientes naturales y colorantes violetas para que no se vea artificial, pero la tendencia es decolorar el cabello hasta dejarlo blanco y luego darle colores fantásticos…

Los ejemplos de juventud exitosa son chicas y chicos que no superan los 20 años, con fortunas en cirugía estética, interminables horas de gimnasio y maquillaje, una sexualidad llevada a limites olímpicos, que practiquen deportes extremos. Todo lo exitoso sigue en las ciudades, los pueblos son para los mayores de 40, que ya se nos notan los años y alguien debe rellenar el rural.

Ni hablemos de los programas de TV, si ya sabemos que los comerciales nos venden sueños imposibles y productos milagrosos, los programas son en gran medida, un insulto a la razón, me quedo con los programas que a veces hacen de ciencia, tecnología e historia o con los noticieros (no los programas de opinión) Veo las noticias porque uno debe mantenerse al día y no cuento con el tiempo de leer mucho la prensa nacional e internacional.

El mal sabor de boca me lo deja el sube y baja a cuatro bandas que tienen los políticos, por desgracia, en algo si se han puesto de acuerdo: en estancarse y darle la espalda a todo, enfrascándose en motivos y discursos estériles; vamos, que son más aburridos que un partido de tenis entre robots, la pelota va de un lado al otro con el mismo discurso de lado y lado… Créanme que puede ser peor, pero yo paso del todo.

Supongo que después de tanta reflexión, me daré un baño, me teñiré el pelo para no verme tan vieja, me pondré mi cremita con extracto de innombrables y «naturales», me beberé un café brasileño, con leche deslactosada y sin aditivos, prenderé el TV y veré el programa de «ancestros alienígenas» que es algo así como el noticiero pero, con la certeza de la mentira por entretenimiento… Vivir mi domingo plástico, para dormir toda la noche por mi pastillita de extractos naturales y despertar como cada mañana, en la moda «planet power».

Me siento plástica y es una sensación horrible…

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑