YO QUIERO UNA CASA ASÍ…

El domingo pasado fui por primera vez a la nueva sede del Ateneo de Caracas, no sé si es que estoy nostálgica o qué,  pero quede prendada de esa casona vieja, la zona en su momento fue una gloria y ahora es un peligro pero esa casa tiene su magia y encanto, con todo y que esta descuidadita y con goteras, con el barandal de la escalera maltrecho y el jardín descuidadito, aun así mantiene su dignidad como una abuelita de abolengo.

Esa casa me alborotó el arquitecto que llevo por dentro, si a mí me dan una casa así y me dicen que me la quedo si la restauro, yo haría fiesta, y le dedico el tiempo que sea a repararla (porque tiempo me va a llevar y que jode, no tengo los reales para restaurarla de una vez). Es una casona de los años 30´s  o 40´s con un diseño muy sencillo pero hermoso, espacios amplios muy limpios y pisos de mármol y parqué. Un jardín entre señorial e intimo y una fuente morisca que me dio dolor verla seca y llena de hojas, no le pare ni medio a la exposición e hice un esfuerzo por mantener mi educación y no ponerme a abrir puertas y subir escaleras cual comadre chismosa.

insisto que yo quiero algún día tener una casa así para vivir con mi familia y pasar las navidades con un gentío, mientras agradezco que la dieran en comodato y le brindaran un espacio al Ateneo que hace su mejor esfuerzo por mantenerse pese a todo lo que sucede en el país y mantener esa casa.

¿VIAJAR EN TEMPORADA? NO GRACIAS, A MENOS QUE…

Viajar en temporada no es para mí la mejor alternativa de diversión, ahora que se acercan los Carnavales, dejo feliz a quienes deseen pasar más de 5 horas en una cola y caerse después a piñas por 4 o más días con los miles que se fueron como ellos, a la misma playa a compartir el métrico cuadrado de arena libre que les dejaron los demás.

Me declaro Sifrina si eso les hace felices, yo detesto las multitudes, si viajo en temporada es porque hay una festividad súper interesante que documentar con mi cámara y eso es algo que requiere una logística y me tienen que jurar que voy a estar cómoda, pero si puedo evitar las largas colas, el caos general, el calor, y las multitudes no saben que tan feliz puedo ser. Yo me quedo en mi Caracas vacía, con otros ermitaños que como yo,  amamos la ciudad sin tráfico y la fresca soledad de una ciudad parcialmente vacía.

Sin embargo les recomiendo, si están cerca y pueden llegarle, vayan a la Colonia Tovar, ellos tienen una tradición muy grata en Carnaval, y si son fotógrafos lo van a disfrutar mucho, es una tradición que viene de los antepasados alemanes de la zona y que si mal no recuerdo rescataron en 1940, todos los del pueblo les pueden informar que se hace en esos días, eso si, vayan en un grupo grande, y de ser posible quédense a dormir, regresen después del martes o por la mañana, por la tarde las colas son horrorosamente largas, lentas y peligrosas

Yo hice el viajecito hace 3 años y lo disfrute, no les cuento que es, porque pierden la sorpresa, recuerdo que regrese por la vía vieja a la Victoria, pero no la recomiendo ahora, es una vía muy bella, no lo niego, pero debe hacerse de día, en grupos grandes, con alguien que conozca la ruta y últimamente está en muy mal estado y es muy peligrosa, por favor no inventen.

VISITANDO MI DULCERIA FAVORITA, ¿UNA LIBRERÍA?

Cuando hablo con la gente, sobre lo que deseen por lo general terminamos hablando de libros, no grandes y profundas conversaciones sobre literatura, autores, editoriales y aquel despliegue de cultura sin precedentes, juro que hasta allí no he llegado, pero, como me gustaría… Estoy clara que para llegar a esos niveles debería leer mucho más y ampliar mi gusto por otros géneros, los míos son más humildes.

Lo gracioso es que por alguna razón yo no hablo de visitar una librería cuando me refiero a comprar, es muy gracioso ver como la gente entra en corto circuito cuando digo que voy a mi dulcería favorita y luego hago referencia al libro que compre, casi puedo escuchar el brrrrrip!!! de fondo musical antes de la preguntica de rigor – ¿tu dulcería favorita es qué?…

Sí, todos tenemos un vicio y el mío es leer, prefiero gastar en un libro que en un dulce, sin embargo la comparación para mi es válida, esa es mi dulcería, una muy especial porque lo que venden allí son otras golosinas que me gustan, y mucho más, estas te llenan el alma, te la pone gordita, no afecta la silueta ni la conciencia de romper la dieta, lo que si te afecta y para mejor es la cabeza, te amplia el mundo y te da más nivel de conversación, te pone a pensar y a reflexionar. En cuanto a los efectos adversos son pocos la verdad, más que nada afecta en la falta de espacio para guardar tanto libro en la casa.

Mis dulcerías preferidas:

  • El Buscón, nivel Trasnocho, Paseo Las Mercedes (a veces son muy exquisitos atendiendo pero tienen cosas bien interesantes)
  • Alejandría, Paseo las Mercedes, cerca de la alianza francesa (Tanto en este como su otra sede en el antiguo Cada de Las Mercedes, son geniales, gigantescas, muy variadas y la atención es inigualable)
  • Libroria, en Las Mercedes en frente a la Crocantina, (Un paraíso en libros viejos y nuevos, pero sobretodo en viejos, consigues hasta lo imposible allí) también tienen su página web http://www.libroria.com/
  • Librería Estudios, yo conocí la más viejita que estaba o está aún, detrás de la iglesia La Merced en el centro de caracas a pocos metros del Ministerio de educación, pero últimamente voy a la que está detrás del San Ignacio por seguridad, tiene muy buena atención y la variedad es estupenda.
  • Y por favor impelable, La Lectura, en el sótano del C.C.Chacaito

Así que ya saben, cuando hable de dulcerías pregunten primero si es cultural o gourmet, ¿y por qué no, cuando es que van abrir un lugar donde las dos cosas se unan? Les aseguro que yo sería un cliente habitual…

EXCELENTE ALTERNATIVA ESTE FIN DE SEMANA DIÓGENES Y LAS CAMISAS VOLADORAS

Hoy he tenido la oportunidad de ver una excelente obra de teatro en mi patio de juegos favorito, el  Trasnocho, debo confesar que todo lo que toque esas páginas que por extraña razón a los docentes en este país les ha dado por omitir cuando de historia se trata, me causa fascinación, porque este país lamentablemente gira alrededor de un solo personaje como un Dios todopoderoso que no nos deja ver otra cosa que su bien montado pedestal de grandeza.

Este caso es la historia de Diógenes Escalante un venezolano ajeno en su totalidad al acontecer de esta tierra y sin embargo un hombre cultísimo y con una sed de poder increíble, que posee en su haber una experiencia de la vida en lo que llamamos el primer mundo, con un plan de gobierno para una Venezuela que la necesita con desesperación…y que aun la necesita de ese plan…

Lamentablemente su llegada al poder se ve truncada por azares del destino alejándonos una vez más de lo que parecía una ventana a un sistema democrático real y sostenible, muy diferente de lo que vivimos desde que tenemos memoria…porque vamos a estar claros, esto de ahora es más de lo mismo, un caudillismo desbocado, pero en dosis letales.

Lo que más me gusta, no es solo la impecable actuación de Javier Vidal, que siempre se la come con sus representaciones, es también el excelente trabajo de los dos jóvenes actores que le acompañan y que le dan soporte y fuerza a la tragicomedia, me encanta ver que pueden estar a la par de este gran actor y formar un excelente equipo para representar  la obra con la misma dignidad que el Pasajero de Truman y las crónicas de Oscar Yánez la historia del caballero.

Se las recomiendo en verdad, anexo el link del Trasnocho para que vean cuando son las funciones y su costo… Soy fiel partidaria de apoyar al talento nacional.

DIÓGENES Y LAS CAMISAS VOLADORAS

MUSEO DEL TRANSPORTE, SOBREVIVE A FUERZA DE VOLUNTAD

Este fin de semana largo aprovechando ese tiempito extra que uno tiene para dedicarse a vivir lo que el normalmente no puedes vivir en este manicomio, le hice caso a unos amigos y quedamos en encontrarnos en el Museo del Transporte.

Hasta los momentos y según tenia por entendido ese lugar estaba por morir a causa de la mala fe de … el innombrable y su sequito. A un lado abrieron una terminal de autobuses que de paso no le paga al Museo el espacio cedido por CHULERIAS de la empresa y lo que queda del antiguo museo es sólo una fracción de lo que era antes sin embargo aun conserva su magia, está bastante deteriorado pero básicamente lo que requiere es un poquito de cariño y más apoyo de nuestra parte como visitantes, al llegar a la puerta del museo te piden una colaboración, la misma es para mantener funcionando la iniciativa y tú decides cuanto darles, estacionas seguro adentro y puedes pasearte por lo que queda del lugar que está muy limpio y bien montado, los vehículos antiguos están en perfecto estado, sólo les falta un poco de cariño (lavarlos). Dentro del museo puedes apreciar el esfuerzo de la gente que trabaja allí por mantenerlo en pie, aun está allí por la voluntad y el amor de todos, empleados, club de aficionados, curadores y visitantes.

Hay tanta historia allí, y tantas joyas automotrices que lo que da es mucha rabia pensar que pasaría si cierran el lugar, no me quiero imaginar a todos esos carros en un depósito de chatarra porque es allí donde van a parar si no hacemos algo. De cerrar seria una pérdida importante en nuestro patrimonio histórico, y para la educación de nuestros hijos.

Visiten el Museo, es un lugar ideal para llevar a la familia y pasar un rato muy agradable, aparte que se fotografía muy bien y la gente que trabaja allí es sumamente amable. Esta pasando el  Parque del Este en la avenida Francisco de Miranda, se entra desde la autopista y como opciones para estacionar tienes el mismo museo, el Parque del Este y el Centro Comercial Millenium.

CAFFE PIÚ UN RINCÓN MUY SABROSO EN BELLO MONTE

Cuando uno tiene un día libre lo aprovechas al máximo, yo ayer me dedique a hacer el millón y medio de cosas que uno no tiene tiempo de realizar cuando trabajas, ya casi a medio día y con un hambre de terror me vi en Bello Monte y decidí conocer de una vez por todas el famoso CAFFE PIÚ, una amiga me ha hablado infinidad de veces de este sitio pero con este tiempo que uno tiene,  fue ayer que por fín pude acercarme.

Cerca del Centro Comercial Polo, cada vez que paso por allí y por motivos de comodidad en vez de bajar por esa calle subo un poquito y me voy por la calle superior, justo en la esquina de Banesco, cruzando la calle hay un cafecito mínimo, ese es el Caffe Piú, que siempre está lleno de gente, si pasas en la tarde_noche ese volumen de personas es aún mayor, cuando por fin logre entrar y acercarme a la barra, fue regresar a mi infancia, el sitio tiene muchísima personalidad y nostalgia, cruzas el techito de lona y te trasportas a una Caracas menos esquizofrénica, más amable es increíble, ni siquiera había probado un café allí y el lugar me cautivo, las paredes están llenas de fotos, cuadros, recortes de periódico, garabatos, ninguna silla es igual a otra, hay juguetes exhibidos pro todos lados, es una cacofonía de cosas que juntas son muy simpáticas, jurarías que es un local de los años cuarenta que ha sobrevivido al paso del tiempo, pero no, es un lugar con menos de 10 años y sin embargo captura bien todo lo descrito.

En el café eres atendido por sus mismos dueños, muy casero, muy informal y muy retro, se come bien, es comida sencilla, pero hecha con cariño y el café es para morirse de lo sabroso que lo hacen allí, tomarse un café allí y uno en Palermo no hacen la diferencia.

Lo único es que trabajan sólo de lunes a viernes hasta las 7:30pm, no abren los fines de semana y no trabajan en la noche; los comprendo al menos en el último punto, de noche la zona no es muy segura después de las 9pm, sin embargo si están de diligencias por Bello Monte o cercanías y desean hacer una pausa y descansar comiendo algo sabrosito y tomarse un buen café en un lugar gratísimo esta es una excelente opción.

Gracias a mi amiga Mirna que tan bella ella, no se imaginaba que le haria caso y lo iria a conocer, ahora queda el compromiso de ir una tarde con ella y el resto de as amigas a pasar un rato rico allí… claro, si el trabajo nos suelta temprano.

KAMPAI: COMIDA TAILANDESA EN EL CCT

Este sitio es uno de los que más frecuento al punto que ya me conocen hasta por mi nombre y preguntan por mi familia cada vez que voy. Es una excelente alternativa, relativamente muy económica y sabrosa de disfrutar de cocina Tai, que da en el Centro Comercial Ciudad Tamanaco (CCT) nivel C1 cerca de Café Habana justo en frente de Banesco Express, el lugar es pequeño y muy discreto, la atención de los muchachos es buena y como les comente la comida muy sabrosa. Prueben el pollo al curry o la ensalada de maní y pollo.  Se puede pasar por allí en cualquier momento desde el mediodía y es difícil que este a reventar siempre hay un puestico donde pasar un buen ratito.

EDO EN BUCARE, TODA UNA EXPERIENCIA A COLOR

Ayer en la noche me acerque con unas amigas a Bucare, no pude hacerlo el martes pasado porque tenía que cubrir un evento y la verdad me quede con las ganas de disfrutar y compartir con mucha gente bella, pero, no me quitaron el placer de volver a un lugar que me gusta muchísimo, no solo por el ambiente tan relajado y agradable que se respira allí, también pro la excelente idea de promover el arte nacional con exposiciones que cambian cada 2 o 3 meses.

Por lo general trabajan mucho con fotografía pero en esta ocasión, tomaron el agradable riesgo de publicar caricaturas, y quien mejor que EDO para esta muestra, los personajes representados son increíbles, es fantástico ver cómo logra con unos pocos trazos la esencia de la persona representada.

Sucumbí por Picasso, por José Ignacio Cabrujas y por Dudamel, pero también tienen a los Beatles, a Lady Gaga y a la insoportable Madonna, de ella saca un rasgo que la define a la perfección.

Si tienen un chance acérquense a Bucare y disfruten de la exposición que si mal no recuerdo también tienen en venta las caricaturas y a un precio muy asequible…

Anexo las reseñas y las páginas de Edo y de Bucare…

Edo en Bucare x Noticiero Digital

Bucare Cafe

Blog de Edo Ilustrado

CENTRO CULTURAL LOS GALPONES, UN RINCÓN DIVINO EN CARACAS

Si eres amante de las galerías, el arte y la cultura este va a ser tu lugar favorito, yo conozco este rincón desde mucho antes que fuera el centro cultural que es hoy, sin embargo desde hace años siempre fue un lugar donde la cultura y el arte van de la mano.

El Centro Cultural los Galpones, fue hace añales los galpones de archivo muerto del banco de los trabajadores de Venezuela, no sé porque razón pasaron a ser estudios de artistas plásticos muy reconocidos, mamá compartió taller con Gloria Fiallo, y la escuela de Roberto Mata inicio sus labores allí, sin embargo los dueños originales de este espacio desalojaron y vendieron dichos espacios y ahora conservando esa veta artística que quedo, convirtiendo el lugar en un remanso de diseño y arte en la ciudad, ahora está lleno de mini galerías, un par de salas importantes de exposición, un par de cafés pequeñitos pero muy gratos y una librería que te puedes quedar a vivir entre sus pasillos de lo agradable que es. Lo único no muy bueno es su falta de estacionamiento pero cuenta con servicio de Vallet Parking lo que es un alivio si no encuentras puesto, son gente seria y realmente te cuidan el carrito así que no es excusa para no ir.

Anexo la dirección del Centro de Arte Los Galpones para que se ubiquen mejor.

Disculpen si no lo hago yo, pero soy un asco dando direcciones y lo más probable es que les complique hasta hacerles perder.

BUCARE: UN LUGAR MUY FASHION PARA UNA OCASIÓN ESPECIAL

Si eres de los que no le gusta mucho las multitudes y prefieres comer bien y pasar un rato tranquilo, este lugar es una excelente opción, la comida es estupenda, el sitio es de lo mas fashion, está bien ubicado, la relación precio valor es muy solidaria y tienen buen estacionamiento. También es un lugar divino para tomarse un vino con las amigas y chismear de lo lindo, salir con el novio o esposo y festejar un aniversario, o como hago yo, salir con los amigos de la oficina y despellejar una semana ingrata acompañados de un buen vino argentino.

Bucare queda en el centro empresarial Galipán en la mezzanina de la torre central, al llegar allí no se asusten por la decoración, se que parece un lugar súper costoso y trendi, (hasta el baño es de diseño) pero les aseguro que los precios son justos, de hecho muy accesibles y la comida es estupenda, eso sí, es preferible ir en la noche y no a medio día, el lugar siempre esta de matarse los días de semana porque son muchos los ejecutivos que van a comer allí.

También cada tres o cuatro meses cambian los cuadros porque funciona como galería, puedes comprar las obras que exhiben y las exposiciones son geniales, allí se hacen muchos eventos de orden cultural y es realmente muy grato llegar y ver un bautizo de libro o la inauguración de una exposición.

Anexo la página web para que tengan una idea del sitio y animense a probar cosas nuevas:  http://bucareonline.com/

Blog de WordPress.com.

Subir ↑