EL HATILLO, UN RINCÓN CON ENCANTO

Hatillo_003

El fin de semana pasado aprovechamos que teníamos tiempo y nos acercamos al pueblo de El Hatillo, este rincón del mundo hasta no hace mucho estaba más o menos lejos de Caracas, ahora es parte de este lindo manicomio y es un lugar donde pasar el rato o el fin de semana.

El pueblo conserva bastante bien su aspecto a viejito, eso si ya nadie vive en el centro del pueblo como tal, casi todo ahora es comercial, está lleno de cafés, restaurantes, galerías de arte, tiendas de antigüedades o de regalos, en resumen un sin fin de alternativas para que de día o de noche puedas pasar por allá y tengas algo que hacer.

El centro de todo es la plaza, que no pierde su encanto, llena de mágicas y de sillas de madera, donde sentarte para conversar o comerte un helado, mucha gente trae a sus chicos a jugar a este lugar y le otorga ese aire a pueblo.

La iglesia del pueblito es del S XVII y si bien conserva su arquitectura original el interior es extremadamente austero y queda muy poco de lo que debería ser una iglesia de esa época, casi siempre está cerrada pero esta vez no era así y mate mi curiosidad… Me decepciono un poco la verdad, yo imaginaba algo más.

Cada vez que vengo visito las galerías Azularte y Galería 39, la primera es un rincón mínimo pero encantador, su dueño (Luciano) es simplemente un personaje adorable, suele tener muchas propuestas en pequeño formato de artesanía, todas de calidad y 100% venezolano, aparte te da muy buenos consejos. Galería 39 es una galería emplazada en una casa típica, con patio interno y espacios abiertos, suelen tener propuestas interesantes de arte contemporáneo venezolano, siempre apoyando a los nuevos talentos, es un lugar digno de visitarse.

Alternativas para comer hay muchas, pero a mí me gusta mucho el restauran «La Gorda» queda cerca de la plaza en dirección sur en una callecita que está en la esquina inferior de la plaza a mano derecha, recomiendo ir en la mañana a eso de las 9:30 si lo que desean es desayunar. Otro lugar es el restauran que está justo en frente de la galería Azularte, se come bien, cocina casera y sencilla.

En el pueblo de la plaza subiendo por la calle de la iglesia esta Hanssi una tienda de regalos, lugar por excelencia para soltar a un turista, yo no soy muy amiga de lo que venden allí porque es muy trivial y la calidad de la artesanía a bajado mucho, sin embargo el café de este sitio si esta bueno, aunque es mejor el café Betty Croquer que está justo en frente.

Como verán alternativas miles, y esta gente se inventan miles más, hay eventos casi que 2 veces al mes, teatro, noches blancas, ferias gastronómicas, música, vale la pena ir, lo único es estar pendiente de estacionar, en el propio pueblo es tarea imposible, lleguen temprano y dejen su carro en el estacionamiento que está en la entrada del pueblo, porque es común que sea imposible transitar en carro por el pueblo, es mejor a pie.

CAFFE PIÚ UN RINCÓN MUY SABROSO EN BELLO MONTE

Cuando uno tiene un día libre lo aprovechas al máximo, yo ayer me dedique a hacer el millón y medio de cosas que uno no tiene tiempo de realizar cuando trabajas, ya casi a medio día y con un hambre de terror me vi en Bello Monte y decidí conocer de una vez por todas el famoso CAFFE PIÚ, una amiga me ha hablado infinidad de veces de este sitio pero con este tiempo que uno tiene,  fue ayer que por fín pude acercarme.

Cerca del Centro Comercial Polo, cada vez que paso por allí y por motivos de comodidad en vez de bajar por esa calle subo un poquito y me voy por la calle superior, justo en la esquina de Banesco, cruzando la calle hay un cafecito mínimo, ese es el Caffe Piú, que siempre está lleno de gente, si pasas en la tarde_noche ese volumen de personas es aún mayor, cuando por fin logre entrar y acercarme a la barra, fue regresar a mi infancia, el sitio tiene muchísima personalidad y nostalgia, cruzas el techito de lona y te trasportas a una Caracas menos esquizofrénica, más amable es increíble, ni siquiera había probado un café allí y el lugar me cautivo, las paredes están llenas de fotos, cuadros, recortes de periódico, garabatos, ninguna silla es igual a otra, hay juguetes exhibidos pro todos lados, es una cacofonía de cosas que juntas son muy simpáticas, jurarías que es un local de los años cuarenta que ha sobrevivido al paso del tiempo, pero no, es un lugar con menos de 10 años y sin embargo captura bien todo lo descrito.

En el café eres atendido por sus mismos dueños, muy casero, muy informal y muy retro, se come bien, es comida sencilla, pero hecha con cariño y el café es para morirse de lo sabroso que lo hacen allí, tomarse un café allí y uno en Palermo no hacen la diferencia.

Lo único es que trabajan sólo de lunes a viernes hasta las 7:30pm, no abren los fines de semana y no trabajan en la noche; los comprendo al menos en el último punto, de noche la zona no es muy segura después de las 9pm, sin embargo si están de diligencias por Bello Monte o cercanías y desean hacer una pausa y descansar comiendo algo sabrosito y tomarse un buen café en un lugar gratísimo esta es una excelente opción.

Gracias a mi amiga Mirna que tan bella ella, no se imaginaba que le haria caso y lo iria a conocer, ahora queda el compromiso de ir una tarde con ella y el resto de as amigas a pasar un rato rico allí… claro, si el trabajo nos suelta temprano.

KAMPAI: COMIDA TAILANDESA EN EL CCT

Este sitio es uno de los que más frecuento al punto que ya me conocen hasta por mi nombre y preguntan por mi familia cada vez que voy. Es una excelente alternativa, relativamente muy económica y sabrosa de disfrutar de cocina Tai, que da en el Centro Comercial Ciudad Tamanaco (CCT) nivel C1 cerca de Café Habana justo en frente de Banesco Express, el lugar es pequeño y muy discreto, la atención de los muchachos es buena y como les comente la comida muy sabrosa. Prueben el pollo al curry o la ensalada de maní y pollo.  Se puede pasar por allí en cualquier momento desde el mediodía y es difícil que este a reventar siempre hay un puestico donde pasar un buen ratito.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑