TIEMPOS DE CAMBIO

caminosPese a lo difícil que puede parecer el panorama actual, yo sentí que era el momento de un cambio, tiempo de sentarme y preguntarme si estaba feliz con esto, si podía seguir con este estatus quo, si seguir como estaba me permitía crecer y mejorar. La respuesta no fue la obvia, si seguía como estaba, no tenía posibilidades de evolucionar, para desarrollarme como quiero debo salir de mi zona de confort, terminar lo que por motivos económicos no pude hacer en su momento; terminar la licenciatura se ha convertido en algo importante, porque, si bien soy un profesional, ser técnico superior en este país puede ser motivo de estancamiento, y eso no es bueno.

Como les comenté antes, terminar la carrera aparte de una necesidad también se ha convertido en un reto más allá del regreso a los pupitres, por el tipo de carrera, por la universidad y por la situación país en sí, me veo obligada a salir de mi zona de confort y renunciar a mi trabajo en la empresa, los horarios entre ambos simplemente no son compatibles y pedir dos años de permiso no remunerado no me parece.

La verdad da miedo, mucho miedo, son muchos años en un trabajo seguro, con una clientela fija que ya conocía y que sabía como quería las cosas, ahora debo buscar una forma de seguir adelante por mi cuenta, algo con un horario más flexible, que me permita un ingreso y aparte la libertad de estudiar en un horario cambiante. Por otro lado es una oportunidad de probar mis capacidades y lo aprendido en todos estos años, un cambio que no me viene mal, un estímulo, un reto, algo nuevo…

Si lo pienso detenidamente como lo hice la vez pasada, y como lo he pensado todas las veces desde entonces, decidir seguir mi instinto y terminar la licenciatura, solo ha despertado la sensación de estar haciendo lo correcto y eso amortigua mucho ese miedo. Solo les pido que me deseen mucha suerte, quiero asumir este reto, terminar lo que me he propuesto y seguir adelante…

Nota: Imagen fue extraída de internet (hablandoensiilenciio.blogspot.com)

CUANDO SE QUIEREN HACER LAS COSAS BIEN – CALIDAD DE VIDA EN LA OFICINA

Lo que está bien hecho, hay que reconocerlo, y una de las cosas que se le puede agradecer a una organización como en esta donde trabajo es su preocupación porque los empleados tengan un hobbie. Estudios especializados han destacado la importancia que la gente tenga un hobbie, algo que vaya más allá de la rutina del trabajo que le permita al empleado disfrutar de un sano esparcimiento, oportunidades para hacer deportes en un lugar seguro y de distenderse fuera de las horas de trabajo.

Muchos de los que trabajan en la oficina viven en ciudades satélite como Guarenas, Guatire, San Antonio o Los Teques, ciudades que si bien están relativamente cerca de Caracas, con el trafico que nos gastamos hoy en día equivalen al menos una inversión de 4 horas en desplazamientos casa/trabajo – trabajo/casa; horas que pueden ser las ideales para practicar alguna actividad mucho más estimulante que morirte del asco en una cola infernal.

La organización donde trabajo, tiene un plan de actividades para que ese tiempo sea más productivo, más estimulante, seguro y definitivamente menos estresante; de cuatro y media de la tarde a siete de la noche, cuando el tráfico en esta ciudad suele ser más infernal, en las instalaciones de la casa matriz se abren espacios para que pasemos el rato haciendo algo diferente a trabajar. Allí es donde nacen iniciativas como:

  • El Club de Lectura
  • El Club de Corredores
  • Club de Ciclistas
  • La Coral
  • Los Jueves de Bailoterapia y …
  • El Taller de Escritura de Cuentos

De todas estas actividades confieso participar en dos de ellas, de hecho, las más intelectuales, y sin importar eso, debo agradecer estos espacios porque aprendes algo nuevo todos esos días en que vas, conoces a muchos compañeros que están cerca pero que por rutinas no tratas y solo puedes ver en la cola del comedor y cuando sales ya no hay tanto tráfico, llegas a tu casa menos amargado, con algo diferente que contar aparte de un mal día, o de la rutina de siempre. Son iniciativas que puedes replicarlas donde sea, en tu casa, con amigos, con el condominio, una excelente manera de combatir el estrés en una ciudad cada día más agresiva.

¿Qué gana la empresa con esto? : Resultados a nivel de eficiencia, el empleado se conecta más con la empresa y con sus compañeros de trabajo, libera tensiones y se relaja, el rendimiento parece mentira, mejora considerablemente, forja alianzas con compañeros de otras áreas que pueden serles útiles en sus labores  y que a lo mejor en un ambiente más formal no forjaría con el mismo éxito, en general siente que su calidad de vida es mejor por lo tanto su rendimiento también lo será.

No importa el tamaño de tu empresa, es bueno considerar estas alternativas que van más allá de una gerencia tradicional, vivimos en un mundo cada día más caótico, menos humano y amigable, es necesario abrir espacios para relajarnos, forjar alianzas y crear nexos más sanos con quienes nos rodean. No es una tarea titánica, tampoco es costosa, incluso pueden llegar a ser gratuitas y aun así ser exitosas, anímense, los resultados bien valen la pena.

UN MARZO INTENSO Y MÁS CORTO QUE FEBRERO

marzocortoUna reflexión pequeña y tal vez sin sentido, hoy termina el mes de marzo, hoy es 31 de marzo, y cada año que pasa siento que el tiempo cada vez es más corto y que necesito que un año tenga el doble de los tradicionales 365 días, y al menos unas 24 horas más a las tradicionales que conforman ese día, todo para disfrutar un poquito más de la vida sin tener que dejar de ser productiva.

Revisando hoy mi agenda para hacer mi planificación semanal me di cuenta que sólo en este mes se ha trabajado 15 días, que he vivido un segundo carnaval, que he tenido más días de fiesta y de descanso y que aun así mi agenda es un caos con un pocotón de pendientes personales y laborales y yo estoy más cansada que nunca, lo más caótico es que yo no vi el mes de marzo a todas estas, no he tenido tiempo, recién hoy es que abro la agenda para ver mis avances y revisando los posibles pendientes están todos allí en sus días, esperando a ser tachados o rodados.

Este mes que ha sido a mi modo de ver el más corto del año, más corto que febrero, y sin embargo ha pasado de todo, parece que vivimos un año en tan sólo 30 días, y de esos treinta yo solo he producido 15 y los otros 15 se han ido sin hacer ni el 30% de lo que quería, suspendí un reencuentro con mis amigos a quienes el trabajo no me ha dejado disfrutar porque ya no estamos juntos, me di de baja en un curso magnífico porque se cerró debido al luto nacional ( que respetó pero no comparto) , no pude reunirme con mis amigas las mismas razones, la oficina está hecha un campo minado, tenemos papa nuevo, se murió un presidente, y el entorno es más un circo de 8 pistas que un manicomio, perdón, que una ciudad…

Como extrañó esos días en que uno se preocupaba sólo por salir a la hora para llegar a su trabajo, y salir de este para reunirte con los amigos o familia, que el tiempo te alcanzara para vivirlo y no como ahora que de vaina duermes 6 horas para pararte a las 5am, para salir a las 6am para llegar a las 8 u 8:30 con suerte, y trabajar hasta las 6pm para calarte 2 o más horas de cola llegar a casa, comer apurado, atender los pendientes, y acostarte a eso de las 11 u 12pm ya molido para iniciar el día otra vez…

Convivir con Perros… Una responsabilidad que bien vale la pena…

Cuando uno sufre de depresión no es de extrañarse que te sugieran, si eres amigo de los animales, que tengas mascota, en especial un perro. Suelen recomendar a los perros por su naturaleza gregaria más que a los gatos que son más independientes, pero ellos también funcionan, no se habla mucho del resto de lo que podemos llamar mascotas porque son estos dos quienes son más fáciles de mantener, y si tocamos el tema de las aves, vamos a estar claros, mantener un animalito enjaulado no ayuda ni a tu depresión ni a la del animalito.

Por experiencia propia y bajo sugerencia de mi psiquiatra desde hace tres años tengo en mi casa a dos hermosos schnauzers que son la tranquilidad de mi alma, el caos de mi casa y la alegría de la familia.

Es increíble como estos animalitos conviven contigo y te brindan una compañía, un cariño y una paz que es muy difícil de ignorar, a menos que tengas el corazón de piedra… Por más amargada que llegue, por más godzila que este, por más deprimida, apenas llego a mi casa, todas esas malas energías se quedan en la puerta y se disipan cuando soy recibida por ese par de peluches, siempre alegres. No niego que a veces llegan a ser desesperantes y que quisieras que ellos se las arreglaran solos, supieran usar el inodoro, se sirvieran su propia comida y dejen de robarte los zapatos del closet, pero les juro que son más los beneficios que los problemas que traen.

El truco es primero, saber que estas asumiendo una responsabilidad muy seria, porque lo que viene a tu casa es un ser vivo, con alma inteligencia y sentimientos, que no es humano pero que tampoco es bobo, que dependerá de ti y de tu familia para su bienestar porque por muy inteligente que sea no dejara de ser una mascota.

Si eres de los que vives solo o que tú y tu familia son de los que pasan muchas horas fuera de casa, o consideras buscarle un compañerito, conseguirte un amigo con patio y mucho tiempo libre para que te lo cuide, o mejor no tengas tu mascota, ellos recienten mucho la soledad, no entienden porque los alejas de la manada, ellos no razonan que tú tienes trabajo. En mi caso siempre hay alguien en casa, ellos están tranquilos porque juegan y saben que no están solos.

Segundo, búscate una mascota de tu talla y condición física, si vives en un apartamento pequeño y eres sedentario ni de broma te compres un dálmata, ¿me explico bien?.

Tercero debes estar claro que son, mascotas, no niños, no pretendas razonarles y argumentarles cuando les regañas o los llamas para algo, no son humanos, ellos entienden pero no llegan al punto de discernir como un niño, olvídense del: -Duque Alberto Briseño, te estoy llamando para que comas tu cena, ven aquí-. Lo lamento, pero más que demostrarle carácter al perro y que este te obedezca, estás haciendo el ridículo, el solo entendió el «ven» con tu dedito apuntando a donde lo quieres en ese momento el resto es el wawawa de los adultos de Snoopy.

Cuando les das límites y ordenes tú debes ser firme y darles instrucciones cortas, no hace falta que grites. habladito también entienden. Y como dice Cesar Millán debes ser el líder de tu manada, dales ejercicio, disciplina y afecto, en ese orden, entendiendo por ejercicio sacarle a paseo por lo menos dos veces al día y que una de esas dos veces tu también hagas ejercicio, caminar es una buena manera de ejercitarse y ejercitarle, ambos queman energía, ambos se relajan y además fortalecen el vinculo dueño/mascota. La disciplina no es pegarles o gritarles, es darles ordenes claras, cortas y coherentes, enseñarles que está bien y que no pero sin convertirte en un sargento, te sorprenderá lo fácil que es, un truco es por cada orden básica combínala con un gesto simple, y guarda ese gesto para esa orden, llegara un momento que ni necesitaras hablar, podrá estar lejos tuyo que solo con ver la señal sabrá que quieres y lo hará. Afecto es lo primero que solemos darles y eso solo les convierte en pequeños monstruos peludos, ruidosos, malcriados, celosos y agresivos y eso es porque no aplicamos las dos primeras reglas.

Tener mascota es cuestión de paciencia el primer año, en que aprenden a estar contigo, que quieres y que no, de hacerte una rutina de trabajo con ellos, a cambio tendrás amor puro, simple e incondicional  todo el tiempo, para ti y los que te rodean si compartes con tu familia. Te enseñara a ser tolerante y a mantener la calma, te enseñara a ser más cariñoso, te invitara a ser niño otra vez…te mantendrá activo y alerta, te cuidara cuando estés triste y te hará reír mucho más fácil que cualquier programa de humor.

Algunas fuentes por si se animan a tener mascotas:

El Encantador de perros de Animal Planet (lo consigues en YouTube en cualquier idioma)

ABC Canino (Hay de todas las razas conocidas y el programa viene en ingles y español)

Convivir con perros evitaría que bebés sufran ciertas infecciones

Cesar Millán (el encantador de perros) tiene varios libros sobre mascotas y se consiguen en Tecniciencias, aparte traten de encontrar uno que se llama «Perros de Apartamento» una guía genial de perros ideales para tener en casa, o apartamento, si son buenos para los niños o para los abuelos, si son fáciles de adiestrar o si necesitan mucho o poco ejercicio.

Y lo más importante, más que comprar una mascota, adopten uno en un albergue, les saldrá más económico y a la vez le darán una segunda oportunidad a esos animalitos que se los agradecerán en el alma.

EXTRAÑO TANTO…

Caminar por la oficina, de un pasillo a otro, de una sala de reuniones a otra, solventando incidentes, negociando, peleando, discutiendo…ay veces que por mucho que te guste tu trabajo te cansas, cuando llega ese momento lo normal es que uno se tome unos minutos entre reunión y reunión y visite a los amigos que tienes en tu lugar de trabajo; el problema es, que ya no hay tiempo ni para esto…

Hoy es uno de esos días en que entre carreras y carreras desee pasar por el puesto de los amigos y saludar, sólo que la mayoría esta igual que yo, llenos de trabajo hasta lo inimaginable, apurados, tensos sin opción a tomarnos un café, ni decirnos hola y los que no están, o los mudaron de sede o se fueron a otro lugar. Y  aquí me tienen,  corriendo para ver si logro encontrar a alguien, ejercitar un poco mi buen humor,  saber de ellos y que sepan que pienso e ellos  y que no los tengo en el olvido, que de seguro me comprenden porque ni vida social tenemos, que también extraño las tertulias de casa,  las salidas a los partidos de softball, o beisbol, o poker, las parrilladas en el junquito, las bailadera de los viernes en la noche, las olimpiadas de Wii,  y sin ir muy lejos, llegar al puesto de ustedes y saludarles, saber de sus vidas, del peor es nada, de sus hijos, de su familia, de sus loros, perros, gatos hasta del carro que le chocaron…

Extraño tanto tener una conversación amena y sana, de algo más que no sea el proyecto, el requerimiento, los pendientes… extraño tanto estar con ustedes amigos…

Blog de WordPress.com.

Subir ↑