¿Por qué no hablo de política?

La gran pregunta que me hacen algunos amigos, conocidos y uno más que otro por allí. Este va a ser un escrito pequeño, no necesito extenderme mucho.

Primero: Vengo de un país que no se entiende, uno de los más ricos del mundo, con todo para ser una potencia, y esta en las ultimas. La otrora tierra de gracia, esta cada día peor, bajo una dictadura descarada, pobreza, delincuencia, inseguridad, un caos. En su momento yo opine, yo marché, yo voté, yo hice lo que creí correcto, yo hice las colas por medicinas en la farmacia, yo hice mis safaris en los mercados buscando artículos de primera necesidad.

Yo migre… tengo tiempo viviendo en estas tierras, que no me son ajenas, pues es la tierra de mis padres y abuelos, y se cuales son sus bondades y sus defectos.

Opinar o hablar de política en este momento, no me veo capaz, me cansé, puede que vean en ocasiones algún articulo, pero manteniendo siempre mi neutralidad. Hablar de mi tierra, me duele, aparte aquí no sabes quien es amigo o enemigo, tampoco tiene sentido buscar el bando. Opinar de la política local… NO… Tengo poco tiempo viviendo aquí, y aunque pueda ya ejercer una opinión, prefiero guardarme el veredicto en mi cabeza y recurrir al sabio consejo de mi abuelo:

«Para mantener las relaciones, es mejor no conversar de política, religión y de quien tiene el mejor caballo» . A mi me gustan los amigos que tengo, son de lo más variado, los hay de todo género, tamaño, edad, color, credo y afiliación política, me llevo muy bien con ellos y quiero que siga así.

OLOR A LEÑA, CASTAÑAS Y CANELA

Otoño, mi época favorita del año, cuando el paisaje (natural) comienza a cambiar de color y pasa del verde a todo un abanico de colores que van del verde al morado, pasando por los naranjas, amarillos y rojos; cuando caminas por el parque y el suelo deja de ser una alfombra de grama y cruje bajo tus pies por las hojas secas y las semillas que caen.

Cuando el fresco se abre paso al calor agobiante del verano y comienzas a vestir con capas como una cebollita, porque de un momento al otro o te ahogas de calor o te congelas…

Aun cuando vengo de un país tropical, con solo dos estaciones, es en esta época cuando los arboles allí cambiaban de follaje y llovían hojas por unas semanas solo para dar paso a un nuevo esplendor sin mayor cambio de temperatura, debo confesar que siempre me ha atraído esta estación y la disfruto mucho estando en un país con cuatro estaciones bien definidas, es una estación nostálgica en el buen y romántico sentido de la palabra.

El olor a leña en las chimeneas, las cocinas tradicionales, las hogueras para asar castañas, calabazas y boniatos, hacer dulces con manzanas y canela, el olor a clavo y nuez moscada en el chocolate o en el vino caliente.

Soy una nostálgica, romántica perdida, lo admito amo el OTOÑO…

PARQUE DE LOS GORDOS, ALEGRE, RELAJANTE Y GRATUITO

Este espacio es un área verde que está en Vizcaya y que la Alcaldía de Baruta a ido acondicionando para que sea un área de esparcimiento, comenzó como una zona verde con un parquecito infantil medio abandonado, limpiaron el terreno, agregaron una caminería  y han estado agregando cada cierto tiempo alguna que otra instalación para que la gente vaya y haga ejercicio.

El ambiente que se ha generado allí es tal, y tan agradable, que siempre hay gente, a toda hora puedes ver a personas de todas las edades caminando, trotando o haciendo algún tipo de ejercicio, existen grupos ya formados que contratan un entrenador y se ponen a hacer toda clase de actividades.

Siempre hay seguridad, en las madrugadas hay al menos una patrulla estacionada allí y otra haciendo ronda desde las 5 de la mañana o antes porque las veces que me he acercado a esa hora están. Si por las madrugadas somos 5 gatos por las noches es una locura de gente, hay gente que incluso se trae a su perrito a pasear, eso si con bolsitas para recoger cualquier regalito, esa es la regla y los que vamos allí con frecuencia cuidamos que se cumpla la norma que si traes mascotas, recojas lo que ella deja.

Yo a veces voy con mi perro y cuido que primero haga lo que tiene que hacer fuera del parque y luego a pasar un rato con él y con el mar de gente así evito algún mal rato pero con todo y eso, bolsita en mano y pendiente de mi terremoto peludo. Estacionar por la zona es lo difícil, sobre todo en las noches, debe ser en la calle y el asunto es que no siempre hay puesto.

Los fines de semana el publico cambia, sábados y domingos ya no es tanto gente haciendo deportes sino familias con niños jugando y pasando el rato, en las mañanas temprano si puedes llevar mascotas ya después de las 10 no lo recomiendo, a menos que te gusten mucho los niños y que tu perro sea un santo porque todos los muchachitos van a querer tocar a tu perrito.

Si vives por la zona, San Luis, Vizcaya, Santa Paula, Los Naranjos o Los Samanes esta es una buena alternativa, gratuita y agradable de pasar el rato, hacer ejercicio y relajarte los 7 días de la semana de 5:30 am a más o menos 9:00pm

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑