LOS FAROS DEL NORTE

Faro de Cabo Ortegal
Faro de Cabo Ortegal

Como es verano y aún estamos en el proceso de acomodo, entre diligencias, desembalar maletas y cajas y acomodar peroles para hacer de la casa un lugar agradable pues es bastante por hacer, aún así nos buscamos un tiempito para poder conocer la ciudad y sus alrededores.

Buscando como ir a Barcelona para solventar unas diligencias bancarias, en la estación de tren vimos un cartel de trenes turísticos por Galicia, la verdad es que me dio curiosidad pero estaba apurada y me dije que luego iría a preguntar, hice mi gestión y me fui. Luego en el centro, en las oficinas de turismo vi el folleto de «Galicia a todo tren» recordé lo visto en la estación y tomé uno para saber más.

Un par de semanas después llegando a casa pase por una agencia de viajes y compre el boleto para la «Ruta de los Faros» partíamos el viernes a Ferrol por la tarde (final de la tarde) y el paseo comenzaría el sábado a las 9 de la mañana en esa ciudad.

La verdad es que por lo que vale el paseo, sale a cuenta, resulta sumamente económico y no tiene desperdicio,  el viaje fue genial, comenzó puntualmente, el tren era pequeño pero agradable, el grupo era variado, ni muy jóvenes, ni muy viejos, con muchas ganas de pasarla bien y disfrutar. El guía siempre pendiente de nosotros, muy bien informado, con un humor divino, la asistente también.

Los paisajes del paseo son espectaculares, si te gusta la fotografía este paseo es ideal, también si te gusta la aventura, porque tiene sus momentos de sorpresa, mas aun si te gusta el mar. El paseo incluye comida y como todo en Galicia, abundante y espectacular.

Esta gente esta en su segundo año con el proyecto de los trenes turísticos y este es el paseo con mas visitantes, ya falta poco para que cierren así que aprovechen, si no llegan a tiempo, no importa esperen a que comience la nueva temporada de Junio a Septiembre 2015.

DECISIONES DIFÍCILES… BUSCAR TU SUEÑO LEJOS DE CASA

Hace unos años, no muchos en verdad, comencé a ver como mis amigos poco a poco se fueron marchando, unos a Canadá, otros a Australia, otros a España, Inglaterra, Francia, Colombia y Estados Unidos, todos con un común denominador, en Venezuela ya no se sentían seguros ni con posibilidades de desarrollo.

A todos les respete su decisión, me despedí de ellos con mucha tristeza y debo confesar que en ese entonces no comprendía el motivo que les impulsaba a irse, yo en ese entonces había regresado de una estadía poco productiva en España y creía que migrar no era para mi. En ese entonces no estaba bien el país, de hecho estaba mal, pero siempre guarde las esperanzas de que mejoraría… Hoy esa Venezuela a la que ellos dijeron adiós ya no existe, y esta vez soy yo quién se va, soy yo quién dice adiós a los amigos, son ellos los que me ven y no se sí comprenden porque me voy.

Buscar un sueño en otras tierras no es fácil, no es algo que se decide en un café, en un restaurante o mientras trotas en el parque, quienes realmente se van, casi no hablan con nadie del tema, sopesan todos los pros y contras del paso que van a dar, quienes se van en serio, tienen un plan de vida por desarrollar y otro por sí la cosa no sale bien y aún así nos vamos con el miedo al fracaso. Quienes se van y lo anuncian a bombo y platillo por lo general regresan porque no se tomaron la empresa con la seriedad y el rigor que amerita tamaño de iniciativa, suplico no se molesten y evalúen, notarán que la empresa se presta a mucho romance (el pasto más verde es el del vecino, etc) pero una vez en ella hay temas que sólo se ven y se viven estando dentro del huracán y no desde afueras de todo se ve más fácil.

Comprendo a quienes se quedan, pues siempre esta la esperanza de hacer vida en donde naces, aplaudo a los valientes que deciden quedarse y seguir adelante, sólo les pido a ellos que respeten los motivos por los que muchos decidimos irnos, no es fácil explicar los motivos y mucho menos los malabares que hacemos para sentirnos un poquito en casa, muchos de ellos sólo se entienden cuando estas afuera y te alivian aunque sea por un segundo las añoranzas y las penas.

Sólo les puedo decir mis motivos para irme de la tierra de gracia: La salud de un familiar que requiere cuidados especiales que el país ya no brinda de manera digna, la seguridad social, jurídica y económica, que se han deteriorado a niveles intolerables, paz y tranquilidad que están tan escasos como el azúcar, la leche, la harina o el papel de baño.

Dejo atrás amigos que espero me sigan queriendo y escribiendo aunque sea por whatsapp, familia que espero me siga y nos reunamos en donde estoy ahora, y un país hermoso al cual voy a extrañar enormemente.

Valientes aquí somos todos, los que nos vamos y los que se quedan, a su manera todos asumimos retos y tenemos visiones diferentes, sólo hay que estar abiertos y no juzgar lo que el otro decide hacer.

DISCULPEN LA DISTANCIA, NO TENGO NADA AGRADABLE QUE DECIR POR LOS MOMENTOS….

Disculpen si tengo tiempo sin publicar nada, desde hace un tiempo, este espacio esta hecho para inspirar, como un lugar agradable donde leer material que contribuya con el bienestar de quienes leen mis ideas.

Tengo unos meses algo complicados, con muchos cambios, no todos agradables, y no es justo que ustedes tengan que soportar mis malos ratos, todos tenemos días buenos y días malos, y no deseo convertir este espacio en un lugar de catarsis y dar a conocer lo que me disgusta… Al menos no de manera visceral.

Regresare pronto, desde una nueva residencia, con mucho material que espero les agrade y les siga pareciendo interesante. Es probable que describa este proceso, largo, complejo y desafiante, sólo denme un chance para verle desde una perspectiva menos emocional, para describir con justicia lo que sucede.

Gracias a todos por su paciencia…

¿QUÉ PASO CON LA NAVIDAD?

Paseas por la ciudad y sientes un vacío, un frío nada grato, aquí falta algo, no han llegado los aromas a pino, ni eucalipto, no suena la tradicional gaita navideña.

Cubres la ruta normal camino a tu trabajo, universidad o diligencia y no es como antes, ya a comienzos de noviembre debería haber calles completas adornadas con guirnaldas, luces, nacimientos, muñecos, y para finales de mes hasta los edificios y centros comerciales. Ya en las noches de camino a casa deberías ver en la mayoría de los balcones las luces de los arbolitos o nacimientos que coloca la gente para darle la bienvenida a la Navidad, pero no, hoy es 29 de noviembre y nada.

Ya los centros comerciales tienen sus adornos navideños pero este año los veo más opacos, las calles más grises, los edificios y las calles no están adornadas, el ánimo tampoco, no son tan habituales como antes ver carros con su árbol en el techo, ni tumultos en los puestos de venta de adornos.

Ya los mercados no huelen a hoja de plátano, ni a noto, ni a pasas…la Navidad no se ve, parece que este año pasara de largo, ¿será que perdió la dirección?

En la calle se escucha que en este año no hay ánimo de montar la Navidad, he incluso los que la montan en sus casas les escuchas decir que lo hacen porque hay niños en casa y no quieren que se pierda la magia, pero ánimo, ese no ha llegado.

En mi caso, el mosquito de la Navidad no me ha contagiado de su ánimo como en años anteriores, yo era de las que convertía la casa en otro mundo, uno paralelo lleno de luces de colores, nacimientos, renos, duendes, bombitas, bambalinas, guirnaldas, flores, velas, todo aquello que tuviera brillo, colores vivos, luces y oropeles era guindado, unido a lazos; era de las que colocaba gaitas y villancicos en el carro, en el iPod y hasta el puesto de trabajo tenía ambiente navideño, ya para hoy de seguro tenía afuera el gorrito con orejas de duende esperando al primero de diciembre para aparecerme en la oficina con chocolates y un «FELIZ NAVIDAD» en la garganta, listo para gritarlo a los cuatro vientos. Este año la Navidad se quedará en su cajita, el gorro de duende en su gaveta, los porqués y las tortas en el libro de recetas y a lo sumo colocare el nacimiento en la sala, pero, ¿ánimo?, no hay, como tampoco hay ánimo para el amigo secreto, para las tarjetas hechas a mano.

Mil perdones, pero este año no hay motivos para tener un «Feliz Navidad» en la garganta, este año o lo que queda de este lo que hay es preocupación, desanimo y ganas de seguir adelante sin hacer mucho ruido… ¿Qué paso con la Navidad? Este año creo que decidió irse a otro lado.

RESPONDIENDO PREGUNTAS: MI BLOG ES MI LABORATORIO

internetHace un mes más o menos una persona me escribió preguntándome cómo hacer un blog, si era un trabajo difícil y que le aconsejaba para poder llevar el suyo, yo le conteste como hice, pero vamos a ser sinceros, no soy una experta en el tema, tengo poco tiempo con esto de llevar un blog, y además incluirlas en las redes sociales.

Si les digo la verdad este blog nació como un experimento del trabajo para saber cómo funcionaba el programa y aunque ya no trabajo en esa empresa me envicie con el tema y lo conservo, por ello les digo que “MI BLOG ES MI LABORATORIO” aquí verán de todo, cosas muy buenas y cosas que no lo son tanto.

Si les puedo adelantar que lo que he aprendido hasta ahora a funcionado y me parece que es lo correcto a la hora de incursionar en la red, al menos en un primer intento:

  1. Siempre escribo de cosas en las que creo y que me han llamado la atención y que quiero compartir con otras personas.
  2. Trato de escribir sobre el tema hasta donde mis conocimientos me lo permiten y suelo dejar abierto el canal para que me indiquen si lo que escribo puede ser ampliado, no pretendo ser lo que no soy.
  3. Indispensable para mí es ser educada, utilizo un lenguaje adecuado, evito en lo posible los insultos, las malas palabras y los comentarios fuera de lugar, por muy molesta que este será muy raro que ustedes me vean perder la compostura en este medio, siempre existe la manera de escribir y dar tu mensaje pero sin perder la clase.
  4. Salvo muy contadas ocasiones no hablo ni de religión, ni de política, ni de razas, yo no soy ni politólogo, ni periodista, ni teólogo con la preparación suficiente como para opinar en un canal como este con la vehemencia que mucha gente lo hace, además, tengo amigos y conocidos de todos los colores que existen y profesan diferentes religiones y lo que es más rudo es que son de los dos bandos políticos del país en el que vivo y ahora no están muy comunicativos que digamos.
  5. Para complementar el punto cuatro, no hablo de políticas porque no vivo en un país con una verdadera libertad de expresión, lo lamento, pero aquí existe otra razón más, en mi país se ha perdido la perspectiva y a las redes sociales están sobresaturadas de gente que dice lo mismo que pienso y siento yo, lleva la misma frustración y el mismo desamparo.
  6. Muchas de las fotos y gráficas aquí publicadas son propias (yo las tome),  para las que no son mías suelo colocar,  al final del artículo el origen de la foto, la fuente de donde viene y si se quién es el fotógrafo coloco su nombre también, hay que respetar siempre el derecho de autoría.
  7. Un punto importante a mejorar es la redacción y la ortografía, si bien no escribo como un cavernícola ni perpetro el idioma, si sé que cometo errores, y aunque le paso el corrector a los textos siempre hay algo que se escapa, con el tiempo espero mejorar ese punto pendiente porque trabajo en el tema.
  8. No descuido mi blog, suelo planificar lo que voy a publicar, hago un listado de posibles títulos para un periodo de tiempo determinado y comienzo a redactar algunos de los artículos, como lugares que he visitado y me han gustado, libros que he leído recientemente y que puedo o no recomendar, películas, eventos, mis propios cuentos. siempre dejo espacio para artículos de ultimo minuto que para mi son importantes que salgan ya.
  9. Por eso es importante escoger un tema para tu blog, y aun más importante dominar ese tema. En mi caso yo escogí el espacio como un diario, algo sencillo que te permite una variedad y un campo de juego más amplio, con mayor capacidad para explorar y al ser mi laboratorio, mayor capacidad para cometer errores y saber en un futuro que hace y que no.

Cuando escribo un artículo y recibo un comentario procuro leerlo con cuidado y responder, a lo mejor no en el tiempo ideal, pero tranquilos porque siempre tendrán respuesta, el espacio está siempre abierto a recibir críticas, porque como dije en un comienzo esto es un laboratorio aparte de mi diario de ideas, cuando tienes respuesta de quienes te leen sabes si lo estás haciendo bien o no, si no ¿cómo vas a mejorar?, solo hay que cuidar lo siguiente:

  1. Responder así sea con un simple gracias a todos los comentarios, pero no abuses de las respuestas estereotipadas o escuetas, no eres una máquina y la gente que te da tu comentario espera ser leído y que le contestes, pero tampoco te pongas barroco al escribir…
  2. Si el comentario no es favorable, léelo bien y analízalo, son pocos los comentarios negativos que se hacen por el simple hecho de molestar, muchos llevan observaciones, ideas o propuestas para mejorar o que haces.
  3. Son muy pocos los casos en que no contesto un comentario en el blog, y si no lo contesto es porque realmente responder seria caer en un debate vacío contra un TROLL, así llamamos aquí a las personas que escriben cosas desagradables u ofensivas solo por el hecho de molestar por eso les pido que lean con cuidado los comentarios y cuiden lo que publican.
  4. Todos los blogs tienen moderadores de contenido, puedes leer y publicar solo aquellos que cumplen las normas de buena conducta dentro de la red.

No le tengan miedo a comenzar un blog, lo que inicio como una prueba se ha convertido en un diario y un pasatiempo, aquí reflejo lo que me gusta y lo que no, me gusta compartir experiencias y aprender en el camino.

Nota: la imagen la busque por Internet y originalmente pertenece a este portal http://www.altag.net

UN REPORTAJE INTERESANTE – LA EFERVESCENCIA DE LAS CERVEZAS ARTESANALES

Un reportaje que extraje de una revista dominical y que quiero compartir con ustedes porque me parece interesante lo que se está gestando en el país a raíz de la crisis endémica que vivimos,  son muchas las cosas malas, pero a mi modo de ver la vida, si uno toma los problemas como oportunidades para desarrollarse en otras áreas y esto te trae satisfacciones, vale la pena intentarlo, no por nada dicen que de los malos tiempos salen los buenos negocios, pese a lo negro que puede verse el horizonte, siempre existe quien quiere seguir adelante y desarrolla cosas buenas que debemos destacar y hacerles eco, son iniciativas que deben tener continuidad una vez salgamos de esta debacle, vale la pena.

Lamentablemente la revista no permite o no tiene los botones para compartir tan buenos artículos en las redes sociales, así que si me disculpan, me tome el atrevimiento de copiar y pegar en word para luego transcribir al blog.

Si usted querido lector trabaja en esa publicación, por favor, haga llegar mi solicitud para que agreguen este tipo de enlaces que les permita compartir artículos como este, el éxito de visitas les aseguro sera rotundo.

LA EFERVESCENCIA DE LAS CERVEZAS ARTESANALES

Fuente: EL NACIONAL REVISTA TODO EN DOMINGO – DOMINGO 21 DE JULIO DE 2013
Escrito por: Rosanna Di Turi Rdituri@el-nacional.com

Un creciente grupo de entusiastas han decidido elaborar, en pequeña escala, sus propias cervezas en busca de sabores, cuerpo, aromas y tonalidades ajenas a las habituales en los anaqueles. A través de las redes sociales y catas se ha multiplicado esta cofradía de aficionados y expertos en cebada que apuestan por bebidas para degustar con calma.

Una generosa vista al Ávila acompaña a Guillermo García y Claudio Leoni cuando elaboran en casa recetas de cerveza de los monjes belgas, producen su versión de la kölsch alemana, o su propia Indian ale pale: la misma cerveza, con abundante lúpulo, que crearan los ingleses para que resistiera el largo viaje a la India. En ese afán artesanal y doméstico, los dos músicos conjuran una sed que los ocupa desde 2009: la de elaborar cervezas ajenas a las habituales, que habían probado en otras fronteras. Bautizaron a su iniciativa Pisse des Gottes, comenzaron a ofrecerlas a través de las redes sociales a una ávida fanaticada y ahora son considerados los «pioneros» en una creciente cofradía, experta en lúpulo y cebada, que se dedica a elaborar, en pequeña escala, cervezas artesanales con cuerpo, sabores, aromas y tonalidades distintos a los habituales.

 

«El venezolano tiene curiosidad y le gusta la cerveza. La idea es ofrecer alternativas distintas. A muchos ya les picó ese gusanito». Tan cierto es que su producción casera se acaba antes del segundo anuncio de 140 caracteres por Twitter.

 

En casa de Alexander Jiménez pueden llegar a similares certezas. Él, ingeniero de sistemas y su esposa Ileana, odontóloga de profesión, han visto cómo la pasión por elaborar cervezas llena su agenda, afanes, inversiones y espacios de la casa. Tras probar propuestas artesa nales en otras fronteras decidieron elaborar las propias, investigaron, analizaron videos en Youtube, crearon un blog y el año pasado bautizaron sus cervezas Norte del Sur: las mismas que se ofrecen en catas e incluso en unos dispensadores para fiestas. «Hay dos tipos de cervezas: las que refrescan y las de deleite. Las primeras son las pilsen a las que estamos acostumbrados. Las de deleite tienen más cuerpo, más aromas.

 

No son para tomarse 20 botellas. Esa es la cerveza que hacemos: que incluso puedes armonizar con la comida», cuenta Jiménez.

 

Así, por obra y gracia de este entusiasmo compartido por varios emprendedores, han surgido catas de cervezas artesanales, las propuestas han despertado el interés de sommeliers y se ofrecen en algunos locales que los seguidores conocen. Una creciente fanaticada comienza a manejar con naturalidad el hecho de beber una hefeweizen (cerveza alemana de trigo y cebada), una stout o una pale ale hechas acá. Sus fieles saben que en ellas no van a conseguir lo habitual: «Estas son cervezas que no se filtran ni se pasteurizan», cuenta Guillermo García. Muchas tienen los sedimentos de las levaduras que dieron lugar a la segunda fermentación en la botella. En esa avanzada hay cervezas oscuras o ámbar. Rubias o morenas. Todas con su propia complejidad. «Hay mucha variedad. Cada lote es único. Aunque repitamos la receta de la pale ale, puede ser distinta si se usa otro lúpulo», asegura Alexander Jiménez. Normalmente no le temen al amargor. Algunas incluso tienen toques criollos en la mezcla.

 

Daniel López y Leonor Villarroel, biólogos por formación, apuestan por estos sabores en una iniciativa a la que llamaron Old Dan’s. Hace tres años una amiga de López le trajo levadura y lúpulo de Irlanda. Daniel ensayó unas recetas en casa. Le gustó lo que logró y a estas alturas elabora seis recetas.

 

Tres habituales y otras de temporada, menos usuales y con toques locales: una de fresa, una de mango de hilacha y otra con miel de mastranto. Antes de crear falsas expectativas, aclara: «La fruta aporta color y aromas, no necesariamente sabor». No es un batido de lo que hablamos.

 

Cerveceros uníos. «Somos unos entusiastas de la cerveza», define bien Harold Pérez, publicista que comenzó a elaborar cerveza para él y sus cercanos.

 

A su iniciativa la bautizó Cacri con su consecuente lema: «Cervezas sin pedigrí». En esta particular hermandad de cebada ocurre algo meritorio: todos se han unido y en esta creciente fiebre, incluso han creado una asociación que los agrupa. «Creemos que este movimiento cervecero no puede ser unapasión solitaria. En bloque podemos difundir mejor lo que hacemos, lograr que la gente se interese más, y conseguir una mejor legislación para lograr producción mayor», señala Pérez.

 

Desde Norte del Sur, Jiménez lleva bien las cuentas. «Hay 17 marcas artesanales, pero muchas no han comenzado a ofrecerla aún. Hay 45 cerveceros registrados en la asociación. El año pasado eran 5 o 6. Antes metías en Google `cerveza artesanal Venezuela’ y no encontrabas nada. Ahora hay cantidad de personas». En esta cofradía manejan un diccionario similar, saben que tienen que conseguir sus ingredientes más allá de las fronteras y comparten estrategias parecidas: aprovechan las redes sociales y utilizan botellas que antes sirvieron para vino. Además, hay quienes dan cursos para enseñar a elaborarlas y multiplicar esa sed. Mientras tanto, los fieles de estas bebidas saben que conseguirlas amerita cierta logística.

 

«El que quiere cerveza artesanal tiene que movilizarse. Yo hago la cerveza para mí y mis amigos», dice Pérez.

 

Los hermanos Paul y Alfredo Sandoval también comenzaron en este afán de burbujas tras probar distintas cervezas extrafronteras. Este año decidieron dedicarse en serio a su pasión y en su casa de Los Teques elaboran cuatro tipos, a las que bautizaron Pilger. «Hemos tenido una suerte increíble. Con las redes sociales todo se ha multiplicado y se ha convertido en una fuente de relaciones. Nos montamos en la ola en el momento justo. Los comentarios son buenos. Los que consumen han probado otras cervezas y son bien receptivos. Tienen un background».

 

Todos coinciden en similares certezas. Cual alquimistas, saben que tienen un repertorio de recetas en las que dependiendo de la cantidad y tipos de cebada y lúpulo que aprovechen, darán con una propuesta distinta. «No estamos casados con un solo tipo. Hacemos las que nos gustan», comentan los artífices de Pisse des Gottes. Eso sí: «Son 100% cebada: eso es lo que te da el cuerpo en la cerveza».

 

Todos coinciden en una evidente pasión. Roman Jove, ingeniero con máster en Finanzas, lo sabe desde pequeño. Comenzó a hacer cerveza con su papá en Colorado, presenció el boom en Estados Unidos y dentro de poco va a estudiar un curso de maestro cervecero en aquellas fronteras, para darle forma a una pasión bien aquilatada.

 

Mientras tanto, elabora cuatro tipos que ofrece entre cercanos y le ingenia un nombre a su iniciativa, que augura llamarse Microcervecería Ávila.

 

Todos se sienten en sintonía con un movimiento presente en distintos países. Guillermo García sella su certeza. «El venezolano tiene un gusto refinado y la cerveza es importante para nosotros. No hay por qué quedarse atrás». La diversidad siempre será bien recibida.

EL MIEDO, UN ANÁLISIS DE SU NATURALEZA

20130707-210244.jpg

Hoy paseando por el Centro Cultural Los Galpones me encontré con la exposición «La Construcción del Miedo» de Antoni Muntadas, un análisis bien interesante de lo que es el miedo, su función en la naturaleza y en especial en la naturaleza humana, como se refleja más allá de los rostros, en las rejas de las casas, en las cámaras de seguridad, en los medios de comunicación.

La extensión del miedo en nuestras sociedades, como traspasa fronteras pero sigue el mismo patrón, las lecturas que cambian de acuerdo al lado al que estés. Resulta interesante como una muestra tan sencilla pero bien montada te hace reflexionar sobre ese sentimiento tan básico, tan primitivo, esencial para la supervivencia y que en manos equivocadas puede generar tal caos.

Siempre se vive con miedo, es un sentimiento natural, no hay nada de malo en ello, todo lo que es nuevo, todo lo que es diferente da miedo, lo interesante en esta vida es lograr ir más allá de ese instinto y superarlo, eso si, con inteligencia y razón, el miedo puede representar problemas y necesidades que deben ser superadas y resueltas, cuando uno asume el miedo de esa manera se activa, como un reto a superar, el lado creativo y te impulsa a ser mejor.

Lo malo es vivir constantemente sujeto y cautivo en él, cuando el miedo se apodera de ti, a la larga pierdes las ganas de vivir, te sometes a una rutina que te apaga poco a poco y la voluntad se pierde. Eso es precisamente lo que según veo estamos viviendo de donde vengo, el miedo ha tomado proporciones y fuerza a tal punto que muchos han perdido la voluntad de seguir adelante, otros que no ven salida, han tomado la difícil decisión de emigrar, y los que aún tenemos fe seguimos bregando e intentando hacer de nuestro entorno un lugar mejor, sólo que, cada vez somos menos y no es tan fácil seguir adelante.

Esta exposición me ha gustado porque al pensar en el concepto, ver que es un común entre todos, te muestra que estudiando su naturaleza te dará soluciones, te ayuda a trabajarla y transformarla, yo les invito a pasar un rato por allá, ver la muestra y porque no, investigar un poco más sobre su autor, en la exposición tienen un libro con su estudio más detallado y aunque no esta a la venta si sería interesante al menos darle una ojeada y averiguar si se puede conseguir por Amazon.

PELEANDO CON EL INTERNET

Yo no sé si es en todos lados, espero que no, pero si les puedo decir que resulta harto desesperante tener la necesidad de conectarte a la internet y no poder hacerlo porque el servicio que tienes no es satisfactorio. Resulta patológicamente agresivo contar con un servicio que deja de funcionar justamente en horario laboral, por supuesto la excusa perfecta entre todos los técnicos es la misma, entrar a tu casa y cambiarte el “bendito” modem por millonésima vez. ¿Cuántas veces debes cambiar el modem para tener un servicio decente? ¿Cuánto extraño debe circular por tu casa, fisgoneando lo que no debe para tener un servicio constante?

Si, ya se, ¿por qué no cambio de empresa de servicio? Pues porque es la más seria dentro de la oferta y en este país la calidad de servicio no es un objetivo, todas las empresas de servicio de conexión y telecomunicaciones dejan mucho que desear, y todas en general te dicen lo mismo, que la culpa es de la crisis económica, que si la falta de divisas, que si las políticas mal aplicadas, que no hay equipos…

Lo cierto es que me estoy viendo tentada a recurrir al plan B, tener un modem de conexión portátil de otra empresa para cuando deje de funcionar el principal, y aquí viene mi pregunta, ¿Por qué debo pagar más por un servicio infame? ¿Por qué debemos recurrir a dos o más servicios cuando deberías recurrir a uno para estar satisfecho?

¿Cuántos ingenieros, con doctorado en Harvard necesito para que me den un servicio de internet decente? ¿Cuántos expertos necesito para cambiar un bombillo, una tuerca o una cerradura?

Viviendo en Venezuela, la respuesta puede resultar no sólo insólita, sino también patética, sólo espero que esta vez sí me arreglen el “bendito” internet.

TIEMPOS DE CAMBIO

caminosPese a lo difícil que puede parecer el panorama actual, yo sentí que era el momento de un cambio, tiempo de sentarme y preguntarme si estaba feliz con esto, si podía seguir con este estatus quo, si seguir como estaba me permitía crecer y mejorar. La respuesta no fue la obvia, si seguía como estaba, no tenía posibilidades de evolucionar, para desarrollarme como quiero debo salir de mi zona de confort, terminar lo que por motivos económicos no pude hacer en su momento; terminar la licenciatura se ha convertido en algo importante, porque, si bien soy un profesional, ser técnico superior en este país puede ser motivo de estancamiento, y eso no es bueno.

Como les comenté antes, terminar la carrera aparte de una necesidad también se ha convertido en un reto más allá del regreso a los pupitres, por el tipo de carrera, por la universidad y por la situación país en sí, me veo obligada a salir de mi zona de confort y renunciar a mi trabajo en la empresa, los horarios entre ambos simplemente no son compatibles y pedir dos años de permiso no remunerado no me parece.

La verdad da miedo, mucho miedo, son muchos años en un trabajo seguro, con una clientela fija que ya conocía y que sabía como quería las cosas, ahora debo buscar una forma de seguir adelante por mi cuenta, algo con un horario más flexible, que me permita un ingreso y aparte la libertad de estudiar en un horario cambiante. Por otro lado es una oportunidad de probar mis capacidades y lo aprendido en todos estos años, un cambio que no me viene mal, un estímulo, un reto, algo nuevo…

Si lo pienso detenidamente como lo hice la vez pasada, y como lo he pensado todas las veces desde entonces, decidir seguir mi instinto y terminar la licenciatura, solo ha despertado la sensación de estar haciendo lo correcto y eso amortigua mucho ese miedo. Solo les pido que me deseen mucha suerte, quiero asumir este reto, terminar lo que me he propuesto y seguir adelante…

Nota: Imagen fue extraída de internet (hablandoensiilenciio.blogspot.com)

CUANDO SE QUIEREN HACER LAS COSAS BIEN – CALIDAD DE VIDA EN LA OFICINA

Lo que está bien hecho, hay que reconocerlo, y una de las cosas que se le puede agradecer a una organización como en esta donde trabajo es su preocupación porque los empleados tengan un hobbie. Estudios especializados han destacado la importancia que la gente tenga un hobbie, algo que vaya más allá de la rutina del trabajo que le permita al empleado disfrutar de un sano esparcimiento, oportunidades para hacer deportes en un lugar seguro y de distenderse fuera de las horas de trabajo.

Muchos de los que trabajan en la oficina viven en ciudades satélite como Guarenas, Guatire, San Antonio o Los Teques, ciudades que si bien están relativamente cerca de Caracas, con el trafico que nos gastamos hoy en día equivalen al menos una inversión de 4 horas en desplazamientos casa/trabajo – trabajo/casa; horas que pueden ser las ideales para practicar alguna actividad mucho más estimulante que morirte del asco en una cola infernal.

La organización donde trabajo, tiene un plan de actividades para que ese tiempo sea más productivo, más estimulante, seguro y definitivamente menos estresante; de cuatro y media de la tarde a siete de la noche, cuando el tráfico en esta ciudad suele ser más infernal, en las instalaciones de la casa matriz se abren espacios para que pasemos el rato haciendo algo diferente a trabajar. Allí es donde nacen iniciativas como:

  • El Club de Lectura
  • El Club de Corredores
  • Club de Ciclistas
  • La Coral
  • Los Jueves de Bailoterapia y …
  • El Taller de Escritura de Cuentos

De todas estas actividades confieso participar en dos de ellas, de hecho, las más intelectuales, y sin importar eso, debo agradecer estos espacios porque aprendes algo nuevo todos esos días en que vas, conoces a muchos compañeros que están cerca pero que por rutinas no tratas y solo puedes ver en la cola del comedor y cuando sales ya no hay tanto tráfico, llegas a tu casa menos amargado, con algo diferente que contar aparte de un mal día, o de la rutina de siempre. Son iniciativas que puedes replicarlas donde sea, en tu casa, con amigos, con el condominio, una excelente manera de combatir el estrés en una ciudad cada día más agresiva.

¿Qué gana la empresa con esto? : Resultados a nivel de eficiencia, el empleado se conecta más con la empresa y con sus compañeros de trabajo, libera tensiones y se relaja, el rendimiento parece mentira, mejora considerablemente, forja alianzas con compañeros de otras áreas que pueden serles útiles en sus labores  y que a lo mejor en un ambiente más formal no forjaría con el mismo éxito, en general siente que su calidad de vida es mejor por lo tanto su rendimiento también lo será.

No importa el tamaño de tu empresa, es bueno considerar estas alternativas que van más allá de una gerencia tradicional, vivimos en un mundo cada día más caótico, menos humano y amigable, es necesario abrir espacios para relajarnos, forjar alianzas y crear nexos más sanos con quienes nos rodean. No es una tarea titánica, tampoco es costosa, incluso pueden llegar a ser gratuitas y aun así ser exitosas, anímense, los resultados bien valen la pena.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑