EL HATILLO, UN RINCÓN CON ENCANTO

Hatillo_003

El fin de semana pasado aprovechamos que teníamos tiempo y nos acercamos al pueblo de El Hatillo, este rincón del mundo hasta no hace mucho estaba más o menos lejos de Caracas, ahora es parte de este lindo manicomio y es un lugar donde pasar el rato o el fin de semana.

El pueblo conserva bastante bien su aspecto a viejito, eso si ya nadie vive en el centro del pueblo como tal, casi todo ahora es comercial, está lleno de cafés, restaurantes, galerías de arte, tiendas de antigüedades o de regalos, en resumen un sin fin de alternativas para que de día o de noche puedas pasar por allá y tengas algo que hacer.

El centro de todo es la plaza, que no pierde su encanto, llena de mágicas y de sillas de madera, donde sentarte para conversar o comerte un helado, mucha gente trae a sus chicos a jugar a este lugar y le otorga ese aire a pueblo.

La iglesia del pueblito es del S XVII y si bien conserva su arquitectura original el interior es extremadamente austero y queda muy poco de lo que debería ser una iglesia de esa época, casi siempre está cerrada pero esta vez no era así y mate mi curiosidad… Me decepciono un poco la verdad, yo imaginaba algo más.

Cada vez que vengo visito las galerías Azularte y Galería 39, la primera es un rincón mínimo pero encantador, su dueño (Luciano) es simplemente un personaje adorable, suele tener muchas propuestas en pequeño formato de artesanía, todas de calidad y 100% venezolano, aparte te da muy buenos consejos. Galería 39 es una galería emplazada en una casa típica, con patio interno y espacios abiertos, suelen tener propuestas interesantes de arte contemporáneo venezolano, siempre apoyando a los nuevos talentos, es un lugar digno de visitarse.

Alternativas para comer hay muchas, pero a mí me gusta mucho el restauran «La Gorda» queda cerca de la plaza en dirección sur en una callecita que está en la esquina inferior de la plaza a mano derecha, recomiendo ir en la mañana a eso de las 9:30 si lo que desean es desayunar. Otro lugar es el restauran que está justo en frente de la galería Azularte, se come bien, cocina casera y sencilla.

En el pueblo de la plaza subiendo por la calle de la iglesia esta Hanssi una tienda de regalos, lugar por excelencia para soltar a un turista, yo no soy muy amiga de lo que venden allí porque es muy trivial y la calidad de la artesanía a bajado mucho, sin embargo el café de este sitio si esta bueno, aunque es mejor el café Betty Croquer que está justo en frente.

Como verán alternativas miles, y esta gente se inventan miles más, hay eventos casi que 2 veces al mes, teatro, noches blancas, ferias gastronómicas, música, vale la pena ir, lo único es estar pendiente de estacionar, en el propio pueblo es tarea imposible, lleguen temprano y dejen su carro en el estacionamiento que está en la entrada del pueblo, porque es común que sea imposible transitar en carro por el pueblo, es mejor a pie.

KAMPAI: COMIDA TAILANDESA EN EL CCT

Este sitio es uno de los que más frecuento al punto que ya me conocen hasta por mi nombre y preguntan por mi familia cada vez que voy. Es una excelente alternativa, relativamente muy económica y sabrosa de disfrutar de cocina Tai, que da en el Centro Comercial Ciudad Tamanaco (CCT) nivel C1 cerca de Café Habana justo en frente de Banesco Express, el lugar es pequeño y muy discreto, la atención de los muchachos es buena y como les comente la comida muy sabrosa. Prueben el pollo al curry o la ensalada de maní y pollo.  Se puede pasar por allí en cualquier momento desde el mediodía y es difícil que este a reventar siempre hay un puestico donde pasar un buen ratito.

CATA DE WHISKY…SI!! AUNQUE NO LO CREAN TAMBIEN SE CATAN

Este espacio no solo es de libros así que no pongan esa carita… jejejeje, ya me imagino a más de uno con cara de sorpresa… Si señores, esta intelectual criatura también le da de vez en cuando un espacio a un buen traguito.

Hablemos pues de Whisky, hace unos meses atrás se me presento la oportunidad de oro de asistir a una cata de este licor, y les juro que puse la misma cara que todos ustedes porque hasta ese día yo creía que el whisky no se cataba y que lo único que se cata es el vino. Pues bien, resulta que no es así, les cuento un poco de que va la cosa.

El dorado líquido nace en Escocia, y es el destilado final que se le hace al producto de la fermentación de la cebada con otros ingredientes (cereales principalmente) existe también en Irlanda el mismo proceso pero no es tan comercial como el escocés.

Escocia como tal se divide en 4 grandes zonas y cada una de ellas produce un destilado con características propias de la zona, mientras más cerca estas del mar el sabor del whisky es más suave y con dejos que te recuerdan su origen cercano a las costas, ya a medida que vas entrando en el territorio este sabor varia, entonces se presentan dejos dulces como la miel o las pasas, olores tenues a clavo o vainilla comienzan a destacarse, hasta llegar al whisky de las tierras altas donde el sabor es el más fuerte y presentan notas picantes y los aromas a madera son muy predominantes.

En estas tierras cuidan mucho el proceso de elaboración de este licor, se presentan en varias formas, existe el whisky de malta quizás el más costoso de producir, por provenir de una única selección de semillas, cebada y malta, un poco más común y fácil de producir pero no por ello de menos calidad y los de cebada y otros granos como trigo que también son buenos pero ya son más comerciales. También hablamos de mezclas, y es aquí donde entra el whisky que solemos consumir, estas mezclas son entre whiskys de varias zonas de Escocia, y le dan un carácter especial y más comercial, con más aceptación en el mercado internacional.

Es muy común allá que la gente consuma el whisky de la zona y no mezclas, son orgullosos de su producción local, nosotros por el contrario estando fuera de Escocia consumimos más los que son mezcla, que también son buenos, muy buenos por cierto.

Otro dato importante aprendido ese día es que whisky consumir…aquí la cosa ya se pone difícil porque tiene que ver con los años en barrica antes de embotellar y por ende incide en el precio de la botella, son mejores los que más años permanecen en barrica (12, 15, 18 y 21 o más) y no son muy recomendables aquellos que no tienen años determinados en la botella, porque no tienen las características que los hacen especiales. Aclaro que una vez sale el whisky de la barrica el proceso de añejamiento cesa y lo que está en botella sabrá igual hoy, mañana o en 20 años, ya que no es como el vino que continúa su proceso en botella.

Al saber todo esto no es de extrañarnos que consideren una ofensa que la gente tome whisky con coca cola, con soda o con otro aditamento especial, si van a Escocia o a Inglaterra ni se les ocurra pedir un 15 años o más para combinarlo con soda u otro aditamento saborizante, lo más seguro es que los maten, y es que el whisky se toma con agua (1/4 de agua por parte de licor), con hielo (en las rocas) o puro.

Por ultimo conociendo como son los escoceses y sabiendo que el mercado está saturado de mucha competencia, como Irlanda, USA o Japón (si ellos también hacen whisky y es horrible) ahora Escocia preocupada por su patrimonio y acerbo cultural está imponiendo nuevas normas para proteger este licor, su producción y a sus consumidores, anexo el artículo que habla de ello-> http://bit.ly/74twMy

Disfruten ahora que saben un poco más de su whisky en las rocas y remuévanlo con su dedito que eso a los escoceses les parece divertidísimo, eso si ya no más pepsi cola, ni soda, ni limón u otro saborizante, solito, con agua o con hielito nada más…

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑