La tierra me duele

La nostalgia a veces es muy fuerte, hay días en que la añoranza y los recuerdos te invaden y te dan un espinazo en el corazón, el problema es que lo que estoy viendo y escuchando de lo que queda de mi país ya no lo reconozco y esa punzada es más dura y dolorosa. Tengo amigos que aún están allí y lo que me cuentan es difícil, lo único a su favor es que mis razones para migrar han sido las correctas. Son pocos los coterráneos con los que trato y todos mantenemos esta misma sensación, somos callados y discretos, medimos lo que decimos y como lo decimos, porque se perdió la confianza y el sentido de afinidad, casi todos estamos de acuerdo en que los que llegan, vienen con el síndrome del odio y completamente desorientados; Donde vivo no es una plaza fácil, la naturaleza de los habitantes es reservada y desconfiada, no por ello reniego, porque una vez te dan la oportunidad de conocerles son muy nobles y hospitalarios, pero si es cierto que hay mucho de nuestra forma de ser que no les gusta. También me he visto en la situación de encontrarme con coterráneos que vienen con unas ideas y una educación que dista mucho de lo que una vez fuimos, y no hablo de gente recién llegada, aquí hay mucho «Tío Conejo» suelto y con años viviendo en la zona, razón del porque no busco asociarme a las comunidades, suena antipático, pero ya me han escaldado varias veces… La Venezuela que añoro ya no existe, regresar para mí ya no es opción, solo me queda los recuerdos y saber que aún hay amigos nobles y honestos de aquel lado del charco, los que tengo aquí y son de allá son pocos, pero valen lo que pesan en oro. Solo me queda dejar en alto y con dignidad el haber nacido en la «Tierra de Gracia» y que la gente vea lo mejor que podemos ser.

Las caras del amor

De este poderoso señor se ha hablado mucho, y aun así nos quedamos cortos describendole, ensalzando su poder y quien sabe que más.

Este sentimiento tan vital para todos, es tan complejo y poderoso, tan enorme y tan magnífico que nunca habrá suficiente para describirles, sin embargo en sus infinitas caras, hemos decidido limitar nuestro reconocimiento a solo unas pocas. Quizás el único que si esta bien enfocado es el «amor de madre», ese que al nacer, trastoca todo tu mundo y no te importa nada sino su bienestar.

Yo hace tiempo que veo a este sentimiento desde una perspectiva diferente, espero que correcta y más amplia. Atrás deje ya el concepto de amor romántico, ese de buscar tu media naranja, tu príncipe azul y la historia del felices por siempre, ese que según y cantan los poetas, es el que mueve al mundo, el que da razones a la vida.

Nunca entendí del todo el concepto de amor a la patria, ni el amor al deporte, ni a los estudios, no soy vegana, ni planet power y al dinero… es un mal necesario, pero no es amor.

Para mi el amor es (disculpen si resulto ridícula) estar consciente que vives, que puedes hacer feliz a los demás con tu sola presencia, que todos los días hay un claridad y una oscuridad que puedes ver, vivir y sentir.

Amor es, dar los buenos días al reflejo de tu espejo y estar tranquilo con él, es saludar a tus mascotas y salir con ellas a pasear, es compartir con ellas tus momentos difíciles , porque ¿quién te saluda primero cuando llegas cansado del trabajo?.

Amor es, tener amigos que sin importar lo lejos que están te mandan un guiño en el móvil para saludar, o te dan un abrazo porque intuyen que estas triste.

Amor es, ayudar a un desconocido que ves en apuros y que no te cuesta nada preguntar, si tu puedes arrimar el hombro para que este mejor.

Amor es, hacer bien tu trabajo, respetarte, respetar y hacer valer los derechos sin violencia.

Amor es sentir paz y disfrutar de las cosas simples y hermosas que se presentan en la vida (la brisa fresca en un día caluroso, las flores silvestres en tu paseo, el saludo amable del vecino, el jolgorio de tu hijo al buscarle al colegio, un chocolate caliente en una tarde de lluvia, la tranquilidad de una tarde en la playa con tu familia)

Amor es el pensar en ti y en los demás con miras a un futuro mejor, es perdonar sin olvidar, dispuesto a aprender de los aciertos y errores propios y ajenos. Es dejar a un lado lo que hace daño, sin rencores ni venganzas, aceptando que hay personas y situaciones que son mejor dejarles seguir su camino, pero sin ti.

Uno no debería sufrir, ni morir, ni matar por amor, eso se hace cuando hay mentira, rencor, miedo, orgullo, egoísmo, codicia… no amor

Uno nace con amor, no necesariamente del amor, uno aprende a reconocerlo a lo largo de la vida y es más fuerte cuando lo alojas en ti y eres el primero en amarte como persona, conociendo tus derechos, aceptando quien eres y buscando ser mejor cada día. Amor es educación, es visión de un futuro como individuo y consciente de que hay otros como tu alrededor, que solos podemos con muchas cosas pero juntos podemos con muchas más.

No es fácil describir el amor, es muy grande, complejo y con muchas caras, olores, colores, texturas, luces y sombras, no es algo tangible, sin embargo te hace feliz y muchas veces esta en algo tan pequeño como un grano de arena…

Allariz, una villa con encanto

Es una villa a unos 30 minutos de Ourense, cargada de mucha historia, una villa llena de nostalgia donde se aprecia el paso del tiempo con dignidad, eso a la gran labor y esfuerzo de sus habitantes que se han armado de ingenio y cariño para darle vida y actividad, haciéndole atractiva; Aunque comparar no es educado si me recuerda a mi querido El Hatillo cerca de Caracas, pues tiene un encanto similar.

Es un remanso de paz a la vera del rio Limia, con unas vistas fantásticas y unas zonas verdes para pasear que gritan romance por los cuatro vientos. Posee una variedad muy amplia de edificaciones que como buen abanico, comienzan con los edificios medievales del siglo XII o XIII, pasando por muchos del siglo XVI y XIX hasta llegar a los más nuevos que son muy actuales pero están a las afueras.

Es una villa con mucho humor y creatividad decorando sus calles para atraer a los visitantes y compartir su sueño. Cada poco hacen algún festival o celebran alguna fiesta histórica, como la «Festa do Boi» donde hacen representaciones de sefardíes y cristianos y pasean toros por la villa (sin corridas, ni daño alguno al animal). Yo voy con frecuencia, las calles del casco viejo las acondicionaron para hacer outlets y museos como el de Juguetes, el del cuero, el de Lino y Moda. esta cuajada de artesanos y orfebres, así como bares y restaurantes premiados y una Destilería de Orujo que es toda una leyenda, su tienda te lleva a los tiempos de los abarrotes, con aquellas estanterías llenas y el olor a madera y a hierbas que tanto gusta.

En Samhain, decoran las calles con brujas, duendes, fantasmas; y en Navidad tiran la casa por la ventana con unas decoraciones muy artesanales en madera de animales, ferias, tenderetes y duendes que quitan protagonismo a las luces de Vigo porque puedes disfrutar de ellos tanto de día como de noche, les invito a verlos si se pasan por este rinconcito del mundo, no les va a decepcionar, yo quede enamorada de esta villa, tanto así que quiero vivir allí…

Felices Fiestas a Todos

Como cada diciembre el ambiente se torna frio, algo mojado e incluso resbaladizo, es momento donde se te antoja más estar en casita bajo una buena mantita con un chocolate caliente a mano o un vino especiado si la ocasión es especial. Es momento de reflexionar lo que se ha realizado a lo largo del año, los objetivos, alcanzados, los que quedaron en el tintero y los que aún quedan pendientes. Es momento de celebrar la vida con más cariño, cerca de los tuyos, de comprar regalos o de hacerlos tú mismo, de felicitar a tus amigos y vecinos, para recordarles que estas cerca en las duras y las maduras, momento de reír y relajarnos y preparar nueva energía para el año que viene. A los amigos les deseo lo mejor, les abrazo de lejos por mantener los protocolos de salud, pero que sepan que aún se les quiere y se les recuerda siempre. A los que les prometí ir a visitarles, pido disculpas, pero la cosa no está para inventar mucho por esto del puto bicho que anda jodiendo en letras griegas, que enfermar de él no es pendejada, cuando esto mejores un poco más y estemos todos al menos vacunados, hablamos de cumplir promesas de visitas. A los del blog, no les prometo mucho escrito publicado, ya saben que depende de mis días libres (que son pocos), igual se les quiere y se les agradece el tiempo para leer mis loqueras. A todos en general, les deseo una Feliz Navidad y un más tranquilo Feliz año 2022.

ROMPIENDO TABUES: PEDIR AYUDA ES DE VALIENTES

No hay nada más ridículo que un secreto a voces, yo aun me sorprendo cuando se habla de ciertas ramas médicas y el miedo que da socialmente a decir que tú les visitas, hablo de visitar a un Psicólogo o un Psiquiatra, son ramas médicas como cualquier otra que trabajan una parte de nuestro organismo que se enferma y se cura igual que lo demás.

Entre 2019 y 2021 el número de personas con depresión, sensación de soledad, miedo, aislamiento, etc. se ha disparado, no es para menos.  Estamos pasando por épocas duras, nos cambiaron nuestros hábitos y aceleramos el aislamiento social, si a eso le sumamos, el estigma ridículo de pensar que si buscas ayuda psicológica es que estas LOCO, para muchos algo peor que tener el COVID…mal vamos.

A mi no me da ni miedo, ni vergüenza admitir, que tengo depresión, que sufría ataques de pánico y que hago este blog en parte, por terapia, en parte por diversión y en parte por ejercitar una parte de mí que ahora ya no trabajo como antes. Como todos en este mundo, tengo mis manías, fobias, traumas y toques de genio del mal… visitaba al psicólogo ocasionalmente y a raíz de un evento muy traumático, un psiquiatra, no por ello vivo en un manicomio, no uso camisa de fuerzas, ni voy por la vida dopada, no alucino, ni digo que soy Josefina Bonaparte, cuando algo me da miedo no me paralizo, eso sí, soy lenta, me tomo mi tiempo para razonar, hace años que procuro no ser impulsiva.

Los psiquiatras y los psicólogos no son solo para los enfermos perdidos, todos en cierto grado y más en esta sociedad y momento sufrimos de algún tipo de problema, hablar con la familia y los amigos ayuda, pero, hay veces que eso no es suficiente y que justamente por estar conectados a ti en cierto modo no pueden ayudarte, es allí cuando recomiendo recurrir a este tipo de profesionales.

Muchos amigos me miraron feo en su momento cuando les comenté que tal vez ayudaba hablar con un especialista, ahora hasta lo agradecen. Admitir que necesitas ayuda profesional es de valientes, porque, el primer paso para salir de un hueco es admitir que estas en él (que tienes un problema) y que solo no puedes, si tu familia o amigos no te pueden ayudar (por afinidad, por estar en el mismo problema o por no saber que hacer) buscar ayuda es lo ideal.

  • Si te sientes solo aun en medio de una multitud, con gente amiga, con familia.
  • Si te sientes vacío y triste desde hace semanas.
  • Si tienes miedo y no te deja hacer vida normal.
  • Si perdiste interés en cosas que antes te encantaban y no tienes ánimos de buscar algo nuevo.
  • Si tienes un carácter explosivo y no sabes cómo llevarlo.
  • Si sientes que tu vida es una montaña rusa sin control.

Ante todo eso, y otras cosillas más que no te dejen ser feliz, ni estar en paz, buscaría ayuda, primero al medico de familia, para que te remita al profesional; si lo cuentas, no estas haciendo nada malo, por el contrario, estas ayudándote.

Para buscar ayuda solo se necesita, saber que algo no va bien, y tener el valor de contarlo al medico de cabecera… Es más común y menos terrible de lo que socialmente se cree, no importa el tabú, la vista de lo más valioso, es el verdadero tesoro, algo intangible pero esencial, créanme, si tu ser está en juego PIDE AYUDA… Tu vales una fortuna para quienes te tienen a tu lado… siempre hay alguien que te ama sin condiciones eso es un tesoro divino… Tu vales mucho y te queremos con NOS

AFGANISTAN, UN FEO REFLEJO DE UN MONSTRUO MÁS GRANDE

Hace unos pocos meses nos enteramos que después de 20 años de conflicto lo que pensábamos que estaba mas o menos bien, en realidad está y estará más jodido que nunca. Hablo de Afganistán y sus mujeres, a quienes le dieron una visión de un futuro en sus manos solo para dejarles en la empalizada, sin recursos para defenderse del terrible Goliat de la ignorancia fundamentalista.

En mi familia tenemos la suerte de ser mayoría femenina, con educación, profesión e independencia, todo trabajado de generación en generación por nuestras abuelas y madres que en muchos casos han tenido que arrimar el hombro y dejar a un lado el rol impuesto por las épocas de “amas de casa” y participar como miembro activo de la sociedad para traer un sustento a casa de forma digna.

Yo hago memoria y desde los 70’s hasta el sol de hoy ha sido mucho lo que el mundo occidental ha logrado en derechos sociales y de género, se ha avanzado mucho en el rol de la mujer dentro de la actividad social, política, empresarial y también de protección para ellas y sus hijos, pero aun hay que pulir mucho y estamos en un momento frágil donde todo puede irse al vertedero si no cuidamos ciertas tendencias “fundamentalistas” que están presentes entre nosotros, porque arrastramos viejos estereotipos de patriarcado donde la igualdad no es posible y el equilibrio esta en cumplir formulas ya obsoletas.

Yo pienso en lo vulnerables que están y me parte el alma, pero también me preocupa porque no es un caso aislado, ubicado en un puntico del mapa, el fundamentalismo tiene muchas caras y no está unida a una religión, pero si a una idea: el someter a otro para prevalecer, el eterno concepto de “Ganar/Perder”, donde los iguales no son posibles y el “Ganar/Ganar” no es viable porque eso significa pensar en los demás y no en uno solo.

Como verán, soy del partido “Ganar/Ganar”, eso de cuéntame a donde quieres ir, te cuento yo a donde quiero también y buscamos la manera de que todos logremos llegar sin pisar a nadie y sin dejar una estela de destrucción en el camino… Fácil no es, mi dolor es ver como se pierde talento y vidas por tanto egoísmo disfrazado de verdad fundamental. Miedo me da saber que ese egoísmo tiene mil caras y es tan virulento, silente y mortal, se desplaza muy rápido y no esta solo en un puntico del mapa, pues, hace unos meses era Afganistán, hace unos años fue Egipto, Siria y Líbano, hace décadas era Bosnia y Sarajevo, ayer Europa del Este y Centro América, mañana puede ser… (Piensen un poco)

OLOR A LEÑA, CASTAÑAS Y CANELA

Otoño, mi época favorita del año, cuando el paisaje (natural) comienza a cambiar de color y pasa del verde a todo un abanico de colores que van del verde al morado, pasando por los naranjas, amarillos y rojos; cuando caminas por el parque y el suelo deja de ser una alfombra de grama y cruje bajo tus pies por las hojas secas y las semillas que caen.

Cuando el fresco se abre paso al calor agobiante del verano y comienzas a vestir con capas como una cebollita, porque de un momento al otro o te ahogas de calor o te congelas…

Aun cuando vengo de un país tropical, con solo dos estaciones, es en esta época cuando los arboles allí cambiaban de follaje y llovían hojas por unas semanas solo para dar paso a un nuevo esplendor sin mayor cambio de temperatura, debo confesar que siempre me ha atraído esta estación y la disfruto mucho estando en un país con cuatro estaciones bien definidas, es una estación nostálgica en el buen y romántico sentido de la palabra.

El olor a leña en las chimeneas, las cocinas tradicionales, las hogueras para asar castañas, calabazas y boniatos, hacer dulces con manzanas y canela, el olor a clavo y nuez moscada en el chocolate o en el vino caliente.

Soy una nostálgica, romántica perdida, lo admito amo el OTOÑO…

Mascarillas para rato

Antes eran un articulo de uso ocasional y bastante especifico en algunas profesiones, eventualmente cuando tenias que hacer una limpieza al horno de tu casa, o limpiar el cuarto de tu hijo adolescente, pero las mascarillas en verdad no eran algo muy común. Comenzamos a usarlas hace dos años con el Covid19, creíamos que una vez vacunados llegaría el momento dejarlas en el cajón y usarles solo cuando nos diera un resfriado por solidaridad con los vecinos, pero no. Llego la vacuna y aun la usamos, nos dieron la pauta completa y la seguimos usando, vamos a por la tercera dosis y una versión 5.0 del virus y al paso que vamos, ya es hora de resignarnos, la usaremos y la usaremos por muchos, muchos años más.

Yo renuncié al maquillaje, me resigne a sofocarme en verano, me siento desnuda cuando no la utilizo, siento que me desmeleno cuando me subo al coche y pongo el aire acondicionado y aprendí a reconocer a la gente viéndole a los ojos.

Incluso ya tengo dominado la conversación a pestañazos…

Lo dicho, la mascarilla llegó para quedarse y va a ser difícil que podamos estar sin ella por mucho mucho tiempo… Así que dejen la tontearía, vacúnense cuantas veces sea necesario y usen bien este artilugio, hablen más alto si es necesario.

Iniciando un nuevo proyecto, con la esperanza de ayudar…

Hoy en día mantenernos al margen de lo que sucede en el mundo no es posible, por todos lados recibes información de tu entorno, y de lo que existe más allá de las fronteras, si a eso le sumas que naciste y te criaste en otro sitio, existe un vinculo con ese entorno por muy lejos que estés.

Podemos aislar parte de la información, la verdad, no es fácil digerir tanta noticia y menos siendo tan dura, pero aislarnos nosotros de esto no me parece, ni justo, ni realista, ni posible. Confieso que por motivos de salud, me he distanciado de lo que sucede en Venezuela, y también me he distanciado porque ya casi toda mi familia esta conmigo. Pero aun me quedan amigos allí y mal que bien me preocupa lo que les pase.

Por ello decidí crear un blog, un diario, con lo que me ha pasado a mi en este tiempo, con lo que he hecho para adaptarme, mis errores, mis aciertos, algo aparte de esto que estoy escribiendo ahora y enfocado en aquellos que deciden irse de su país. comenzaré por lo que conozco, pero mi idea es ampliar con otros destinos.

La dirección es https://diariodeteselas.home.blog/ salió el día 18 de julio, pero aviso ahora que ya tiene dos o tres artículos publicados.

Espero les guste y sobre todo les sea de utilidad…

EL SINDROME DEL ODIO

En un grupo de WhatsApp fui testigo de un nuevo altercado sin sentido y con consecuencias muy negativas para el colectivo al que pertenezco, por fortuna, somos más los que logramos contener el incidente, y no salió del chatear, pero es algo que invita a la reflexión y a tomar medidas por el bien de todos.

Lamentablemente es algo cada vez más frecuente, parte de la crisis por la que pasamos todos los que venimos de Venezuela, hablo del síndrome del odio. No es un caso aislado, se ve mucho entre quienes migran a otro país escapando de guerras y dictaduras, y si bien es algo comprensible por las penurias vividas y lo difícil que es adaptarse a un entorno diferente, a dejar atrás en muchos casos una buena vida, un negocio, o una profesión, lo cierto es que solo deja aflorar lo peor de la naturaleza del gentilicio.
No tiene sentido que interceptemos a alguien y le acusemos a gritos de traidor, es terrible que se le persiga y se le acose por el mismo motivo. ¿Qué ganamos haciendo algo así?

Ganamos afianzar la mala fama del latinoamericano por buscar problemas, de violento, ruidoso, grosero y de poco fíable. Ganamos que le despidan de su trabajo o le boten de su alquiler, pero también nos cierra la puerta a nosotros a esos trabajos y a una vivienda digna. Ganamos exponer a nuestros hijos al bulling, a que la gente nos tenga más desconfianza… ¿Eso es ganar?

Pongamos la cabeza fría y veamos algo que aunque duela, no es más que la realidad: Migramos, ya no vivimos en nuestro país, por lo tanto debemos hacer vida en un entorno con sus propias miserias y problemas, aquí el que te da trabajo no le va a importar si eres chavista u opositor, lo que le va a importar es que cumplas con tu trabajo y no des problemas. Aquí te vas a conseguir probablemente con la mala suerte de no encontrar trabajo en tu profesión, deberás trabajar en esos sectores que nadie quiere, ganando poco, trabajando mucho y con 50 o 100 como tu, esperando su turno.
Al que vive aquí poco le importa tus estudios, tus logros y tu inclinación política, ya sabe que no es la suya, que hablas diferente, que eres diferente y que vienes de un país al que no puedes regresar, al menos por un largo tiempo.

Les invito a la reflexión, a sanar ese odio, que solo trae problemas y cierra puertas y ventanas, las comunidades de tu país están abiertas para ayudar y sanar esas heridas, para que busquen un poquito de calor de hogar y para ayudarnos a destacar las cosas buenas de nuestro gentilicio. No nos pidan que les apoyemos en perseguir y castigar, las cacerías de brujas se terminaron allá por el siglo XVIII y murieron muchos inocentes en nombre de la justicia…

La justicia llegará y pagarán lo que deban pagar, no hagamos más difícil su llegada, vivamos en paz, ahora es momento de unir fuerzas para salir adelante y atender otras realidades que son, mas actuales, mas urgentes y con las que tendremos que vivir en adelante.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑