ENTROIDO: CARNAVALES A LA GALLEGA.

entroido_painteres.es_01

Cuando uno piensa en carnaval tu mente viaja de inmediato a sitios como Brasil: El Sambodromo, las comparsas, las carrozas, la música, la fiesta, los disfraces, el trópico, el calorcito, el ron… Lo cierto es que el carnaval es mucho más que fiesta y disfraces, su origen es europeo, mucho más antiguo, hablamos incluso de tradiciones con cientos de años, que se concentraron en unos días de fiestas desenfrenadas, no menos coloridas y musicales.

Curiosamente el “Entroido” o carnaval es una de las fiestas más coloridas y tradicionales de Galicia, solía ocupar la semana antes del inicio de la cuaresma y sus días más espléndidos eran los propios del carnaval tradicional, pero ahora, no es de extrañar que la fiesta comience mucho antes, hay pueblos en los que comienza a mediados de enero y que culminan un mes después.

Esta fiesta tan peculiar varía según la población donde se celebra y está declarada de interés turístico en la región,  hay registros del siglo XVIII e incluso más antiguos, pero durante los años del franquismo sufrió algunos cambios y se vio amenazada al olvido, sobre todo en las grandes ciudades donde la celebración estaba enfocada a bailes y fiestas con disfraces, comparsas y desfiles. Pero en el campo y en ciudades más rurales, lejos de tanto control, si conservaron las antiguas tradiciones, los trajes, los bailes y los rituales propios de la fiesta, recientemente se está trabajando para recuperar su originalidad y trasladarla nuevamente a las ciudades.

En Ourense esta lo que conocemos como el triangulo del Entroido, que es la zona donde están los pueblos de Laza, Verín y Xinzo de Limia, pero existen otros sitios que también celebran con la misma intensidad y colorido como Cobres, Felos de Maceda, Xerais do Ulla, Andolla, Viana do Bolo y Manzaneda.

Lo más tradicional son las Máscaras, que son tan diversas y hermosas como los pueblos que las ostentan. La finalidad de estas es ocultar el rostro del que la viste y asustar las malas energías, los demonios y todo aquello que trae el mal, suelen acompañarse con trajes cargados de color y abalorios que hacen ruido al moverse o bailar.

Pero la fiesta no solo es baile y máscaras, también tiene comida: Los cocidos, caldos, pucheros, chorizos con papas, son los platos tradicionales, no solo para mantener las energías de las fiestas, también el calor porque estamos en invierno, si a eso le campaña un buen vino de la zona, un buen orujo (aguardiente) y los postres, ni les cuento lo bien que lo van a pasar.


Es una fiesta donde todos deben participar, lugareños y visitantes, y existen reglas que no están escritas, pero, si debes estar al tanto de ellas y cumplirlas  si quieres pasar un buen rato. La regla de oro y la más vital es ir disfrazado, no importa si tu disfraz es complejo o sencillo, lo importante es participar y que se note que llevas un disfraz, no puedes quedarte al margen de la fiesta, porque hay lugares en las que, de no ir con disfraz, debes pagar penitencia y esa varía dependiendo de la zona y del grupo que te pille, el pago por no participar, puede ser algo tan inocuo como bañarte de harina, a cosas algo mas subidas de tono, nada grave, ni grotesco, pero si incómodo; Ourense Provincial es donde más estricta la regla de oro y donde más tradición se ha conservado, así que, preparen su disfraz, procuren que sea abrigado (recuerden que es invierno) y dispónganse a reírse, sobre todo, de ustedes mismos.

Atrévanse a visitar Galicia en invierno, les aseguro sin importar lo que se diga, no hay época mala para ver esta tierra, porque incluso con mucho frío y lluvia uno la pasa bien, te ríes, te diviertes, comes como un rey y la hospitalidad de su gente es tan especial, que siempre te sientes en casa y en familia.

 

JUAN FÉLIX SÁNCHEZ DEL TELAR A LA GRÁFICA EN SEMANA SANTA

exposicion_TACEsta exposición tiene tiempo ya en el TAC dentro del Trasnocho cultural, es posible que no este mucho más en la galería así que aprovechen y vayan a verla. Es una recopilación de un trabajo realizado por una persona muy especial que dolorosamente nos dejo para continuar su tarea en el cielo. el Sr. Juan Félix Sánchez (1900 / 1997) fue un personaje en las tradiciones de este país, un artista en la más pura esencia, un tejedor como pocos, la sala TAC tiene una selección bien interesante de sus trabajos y de una interpretación gráfica del artista gráfico y diseñador Álvaro Bustillos sobre sus diseños.

Según lo que pude apreciar de la muestra, el Sr. Sánchez trabajaba el telar de la manera más tradicional, pero aplicando novedades en su técnica y adaptando su telar para lograr esas variaciones en las tramas, cada poncho y cada tela tejida tiene un encanto particular, créanme cuando les digo que provocaba abrigares con esas telas, llama la atención los diseños de estas telas, no es común este tipo de entramados y es allí donde entra el Sr. Bustillos quien hizo una sintetiza ion del entramado, el resultado no sólo es hermoso, también te llama la atención lo complejo del diseño y te obliga a preguntarte ¿cómo lo logro?

Si no saben que hacer en estos días, esta es una buena alternativa mientras esperas a que comience la película o el teatro.

Día de Reyes, una tradición a conservar…

En Venezuela no es algo que se celebre tanto como navidad o año nuevo, pero es una tradición que vale la pena ser rescatada, de hecho en la época de la colonia era el día de hoy en que a los niños se les entrega realmente los regalos, no el 25 en la mañana, una tradición no  hispana, sin embargo no denigro de lo especial que es ese día, yo también fui niña y me emocionaba muchísimo la llegada de Santa el 25 y la llegada de los Reyes el 6 de enero, y es que mi familia como buenos españoles celebran más este día.

Pero el encanto del Día de Reyes a medida que fui creciendo, fue menguando y llegó un tiempo en que se convirtió en un día más, hasta que fui a México y allí vemos lo importante que era ese día, como esa vez se nos ocurrió ir en diciembre y pasar el 24 allá y regresar poco antes del 31, nos perdimos del bochinche de los regalos y para compensar compramos un roscón de reyes para celebrar el intercambio el día de reyes. Cual ha sido nuestra sorpresa, ver la alegría de mis abuelas por el bendito roscón y la ilusión infantil renacer en sus ojos cuando hicimos el intercambio aquel año, desde ese entonces en casa volvemos a celebrar el Día de Reyes.

No falta el roscón, o lo hacemos tipo torta, o lo hacemos tradicional pero allí esta, unas veces más grande, otras veces más chico pero allí sigue cada año, sólo por ver al par de viejitas ser niñas otra vez y por un día…

El roscón de este año... bueno, realmente sólo quedaron las miguitas...
El roscón de este año… bueno, realmente sólo quedaron las miguitas…

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑