LA VIOLENCIA MÁS ALLÁ DE LA TELEVISIÓN

images

Viendo televisión, sana diversión express que se compone de un control remoto, una caja de plasma pegada a la pared, algo de electricidad y ganas de desconectar tu ser consciente y entregar tu voluntad a la programación.

Ahora, no es la primera vez que escuchamos que este medio masivo de comunicación, en las manos incorrectas puede ser un arma de doble filo, continuamente escuchamos, sobre todo si tenemos cable (televisión pagada) que debemos vigilar lo que los niños ven a través de esa cajita.

Pero, ¿y lo que nosotros vemos? ¿acaso no nos influye a nosotros? La respuesta es si, si nos afecta también, y la programación últimamente es innecesariamente violenta, no hay canal que no esté cargado de violencia, ya sea explícita o maquillada, por ello mis canales favoritos son de historia, de cocina o de arte, ¿peco de aburrida? Sí, pero pregúntenme si me importa. Ahora predominan los programas como CIS, las películas de acción y guerra, donde te explican como mataron al sujeto con pelos y señales, películas como Cloud Atlas donde en una fiesta común y corriente lanzan a un sujeto desde un piso 12 y lo ves estrellarse en el suelo desperdigando sangre y cerebro por la calle, películas como Kill Bill todo un clásico donde cortan y matan a los personajes como sí habláramos de un programa de cocina, y el sujeto fuera una cebolla a la que pican en brunoisse.

La violencia va más allá de la programación y llega a nuestras pantallas con las noticias y con la política y entonces nos encontramos en medio de un mensaje institucional, gubernamental o una simple crónica noticiosa y escuchas una explicación vacua y divagadora, aderezada con insultos y des calificativos a un contrincante.

Lo que sí me preocupa es como esta violencia a trascendido la frontera de las cajas de plasma y han llegado a otros medios de comunicación, asomarme últimamente al Facebook resulta tedioso, y desagradable, ahora con la excusa de defender el derecho de los animales, ves mensajes con fotos de animalitos maltratados o muertos , incluso vídeos muy explícitos de violencia a esos pobres seres. Si vieron el artículo del cunagüaro, sabrán cómo me pongo ante el maltrato de seres inocentes, he sacado de mi lista de amigos a unos cuantos por su morboso gusto de concienciar gráficamente. La violencia contra los animales me descompone, también la violencia contra la mujer y los niños, la violencia contra alguien indefenso me pone mal.

No conforme con lo que uno ve por internet o televisión, esta la violencia propia del Venezolano, disfrazado en su humor tan particular y mordaz, que se ríe de sus desgracias, en vez de tomar las riendas de su vida y hacer que esta cosa funcione en vez de esperar un milagro o que el gobierno de turno resuelva, lo que debe resolver él con sus manos. A todo le saca chiste, para nosotros nada va en serio, si te ofenden, te sacuden y con su mejor sonrisa te sueltan un «relájate, todo en broma, nada en serio, no te portes como una anciana»

El humor de nosotros lleva una carga de violencia explícita y dura, la burla esta a la orden del día, si vistes de rojo te gritan chavista, si eres educado te dicen oligarca, si vas por tu canal en la vía los motorizados te lanzan la moto y te rompen el espejo retrovisor, todos muertos de risa con la cara dura y siguen.

Y lo que voy a decir sonara a algo dicho por una anciana de 80 años, pero no deja de ser verdad y es una suerte que con 39 años tenga la sensibilidad de decirlo y ustedes la madurez de analizarlo y de darme la razón, SER EDUCADO hoy en día es ser un pendejo, estar fuera de moda, y ser un bicho raro.

Mantener las buenas maneras, ser educado y respetar leyes o reglas hoy en día es un defecto, ahora se estila llamar «marico» a tu mejor amigo, o «bicha» a tus amigas, se estila también agregar al menos dos palabrotas a una oración simple. Entrar en un lugar y dar los buenos días es una rareza en este país, dar las gracias también, pedir las cosas con un «por favor» ni hablemos.

Gritar ahora es lo que está de moda, insultar y burlarse también, interrumpir y abrumar, mentir y atropellar, mostrar que eres más bravo, más grosero, más violentó te hacen más atractivo, más macho o lo que es peor, más mujer (cuaima para los entendidos) porque la cosa esta así de terrible para ambos bandos. Ahora ser un caballero o una dama es de viejos o de retrógradas (Nerds para los entendidos)

Bueno, pues yo tengo 39 años, no soy ninguna vieja, tampoco soy nerd, afortunadamente no pretendo ser ninguna cuaima, y me importa un comino levantarme a un macho de esta nueva especie. Para mi decir buenos días, buenas tardes, buenas noches, por favor, gracias, bienvenido o adiós, incluso un gusto en verte, no son un defecto, así me criaron y no me avergüenza, se que no soy perfecta y que a veces pues caigo en la tentación de comportarse como mis pares prehistóricos y es que el ambiente no ayuda, pero hago mi esfuerzo por no ser como ellos.

Esto que escribo es un llamado a recuperar la nobleza que teníamos antes, la dignidad que dejamos en la camisa del día anterior, porque nos estamos convirtiendo en algo desagradable, en algo que no somos, en una mala caricatura de nuestro verdadero ser. La cortesía y las buenas formas no son un defecto, es algo que nos trae beneficios a todo nivel.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: